Taiwán acusó el miércoles a China de intentar atraer a Paraguay para que cambie su reconocimiento diplomático sobre la isla a cambio de vacunas contra el coronavirus. Paraguay es uno de los 15 países que reconocen oficialmente el gobierno de Taipéi frente a Pekín, que considera Taiwán como parte del territorio chino.

Pekín incrementó la presión sobre Taiwán desde la elección en 2016 de la presidenta Tsai Ing-wen, que rechaza que la isla forme parte de China. Desde entonces, el gobierno chino logró hacer cambiar de posición a siete aliados oficiales de Taiwán, entre ellos Panamá, El Salvador y República Dominicana.

Lea más: Cinco cosas sobre el control europeo a la exportación de vacunas anti-COVID

El miércoles, el ministro de Relaciones Exteriores de Taiwán dijo que China estaba tratando de cortejar a Paraguay con la promesa de vacunas, en un contexto de protestas contra el gobierno por la gestión de la pandemia. “Este es un período en el que vemos que la ‘diplomacia de las vacunas’ china ha estado ejerciéndose en muchas partes del mundo, especialmente en América Central y del Sur”, dijo Joseph Wu a los periodistas.

“El gobierno chino fue muy activo para decir (...) si el gobierno de Paraguay está dispuesto a romper los lazos diplomáticos con Taiwán, podrán obtener bastantes millones de dosis de vacunas de China”, añadió. “Esto generó mucha presión sobre el gobierno del presidente Mario Abdo Benítez y también generó mucha presión sobre nosotros para encontrar el apoyo necesario”, dijo Wu, añadiendo que la oposición política de Paraguay estaba “muy dispuesta a vincularse con China”.

Lea más: Zendaya le pone voz a Lola Bunny en Space Jam: Una Nueva Era

Paraguay registró hasta ahora 224.000 infecciones por coronavirus y 4.500 muertes por una población de siete millones de personas. Las muertes han aumentado de forma alarmante en las últimas semanas en una nueva ola de infecciones que puso bajo presión el sistema sanitario. Además, hubo violentas protestas por la respuesta del gobierno, así como un intento que no prosperó de destituir a Abdo Benítez.

El presidente, que afrontó en marzo grandes protestas y evitó un juicio político tras el rechazo del Congreso, atribuyó el retraso en la vacunación masiva a demoras del mecanismo Covax, apoyado por la OMS, que tiene el objetivo de garantizar el acceso a las vacunas a los países con menos recursos. Paraguay recibió hasta ahora, además de esas 36.000 dosis de AstraZeneca del dispositivo Covax, 4.000 dosis de la vacuna rusa Sputnik V y 20.000 de la china Coronavac donadas por Chile.

Fuente: AFP.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar