Bolivia dispuso el cierre preventivo de su frontera con Brasil a partir del viernes por una semana, para proteger a su población ante la eventualidad de que circule una nueva variante de COVID-19. “En el marco de las medidas para proteger a la población, instruimos el cierre temporal de fronteras con Brasil, por 7 días”, informó el presidente boliviano, Luis Arce, en su cuenta de Twitter.

Acotó que en poblaciones fronterizas bolivianas donde “se haya verificado la circulación de variantes” del coronavirus desde Brasil se procederá a “su encapsulamiento” o cuarentena, “estableciéndose controles para su mitigación, por el tiempo que sea requerido”.

Lea más: Croquetas de mandioca rellenas de pollo: para disfrutar en casa

El mandatario señaló que los ministerios de Relaciones Exteriores, Salud y Gobierno (Interior) podrán disponer cierres temporales en otros lugares del país, de acuerdo con la evolución epidemiológica.

El ministro de Salud, Jeyson Auza, dijo por separado que el cierre de la frontera con Brasil, que tiene una extensión de 3.400 kilómetros de selvas y ríos, entrará en vigor el viernes, según el canal privado de televisión Unitel.

El gobierno no ha comunicado aún qué medidas específicas se aplicarán en el caso de los viajes aéreos. Hasta ahora toda persona que ingresa al país debe portar un resultado negativo. Brasil vivió en marzo el peor mes de la pandemia con más de 66.000 muertos, más del doble que en julio de 2020 que había sido el mes más letal, en medio de una desenfrenada ola de contagios.

Lea más: Policía Municipal controla uso de tapabocas y cantidad de pasajeros en buses

Medios locales de varias poblaciones bolivianas fronterizas con estados brasileños reportaron un aumento de contagiados por coronavirus, aunque las autoridades sanitarias no han confirmado que circule una nueva cepa del virus.

El gobierno de La Paz ordenó a inicios de esta semana agilizar las campañas de vacunación en poblados fronterizos con Brasil, ante temores de que pueda estar circulando una nueva variante de la enfermedad. Bolivia, con 11,5 millones de habitantes, acumula 272.411 contagiados y 12.257 fallecidos.

El país comenzó en febrero a vacunar a su personal médico y a personas con patologías de riesgo y planea alcanzar a toda su población adulta entre agosto y septiembre, con dosis chinas Sinopharm, rusas Sputnik V, estadounidenses Pfizer y británicas AstraZeneca.

Acelera vacunación en frontera

Bolivia acelerará la vacunación contra el COVID-19 en los poblados fronterizos con Brasil, ante la presencia de una nueva cepa del virus en el país vecino, informó este pasado martes el presidente Luis Arce.

“Hemos instruido al Ministerio de Salud proceder a la vacunación de todas las poblaciones fronterizas del país, empezando con éstas que son las poblaciones más expuestas [y] que están colindantes con el Brasil”, afirmó el mandatario durante un acto oficial.

“No estamos exentos de que pueda haber una cepa, un virus que esté generándose y reproduciéndose sin control, entonces tenemos que tomar las previsiones”, acotó el gobernante. Las vacunaciones comenzaron en hace unas semanas en las ciudades y se planificó que se extiendan gradualmente a las zonas rurales, pero el gobierno decidió darles prioridad a las localidades fronterizas.

Los servicios sanitarios están atentos ante las versiones de la aparición de una nueva cepa del virus en Brasil, aunque el Ministerio de Salud no ha confirmado su presencia. Bolivia y Brasil comparten una frontera de unos 3.400 kilómetros y tres de sus nueve departamentos (Santa Cruz, Beni y Pando) tienen límites con estados brasileños.

Lea más: Habilitan pabellón respiratorio en predio militar de Mariano Roque Alonso

Medios de prensa de las poblaciones bolivianas fronterizas en los departamentos de Beni (noreste) y Pando (norte) han informado sobre un inusual incremento de contagios de COVID-19 en los últimos días, aunque el gobierno no lo ha asociado a la nueva cepa brasileña.

Bolivia, con 11,5 millones de habitantes, registra 270.347 contagios y 12.211 fallecidos. El país reportó el lunes 719 nuevos casos, de ellos el 38,8% en Santa Cruz, 16,5% en Beni y 2,8% en Pando.

Este martes, el país andino recibió un nuevo cargamento de 200.000 vacunas chinas de Sinopharm que se suman a las 740.000 que llegaron desde enero de la rusa Sputnik V, la británica AstraZeneca y de la misma marca china.

El gobierno dice que contrató un total de 15,2 millones de dosis y espera su llegada gradual para lps próximos meses. La vacunación comenzó en febrero principalmente con el personal de salud y con la población que tiene patologías de riesgo.

Fuente: AFP.

Dejanos tu comentario

12H

¿Cómo califica el proyecto de ley que pretende despenalizar las invasiones de tierra?

Click para votar