Perú cerrará comercios y suspenderá el transporte aéreo y terrestre durante la Semana Santa como parte de un nuevo confinamiento nacional para prevenir la propagación del coronavirus, anunció el gobierno este miércoles. “Durante los cuatro días de Semana Santa rige una cuarentena. El objetivo es evitar la movilización de las personas”, dijo la presidenta del Consejo de Ministros, Violeta Bermúdez, en conferencia de prensa.

La movilidad de personas estará permitida sólo a pie o en bicicleta, y exclusivamente para realizar compras de bienes esenciales, indicaron las autoridades. Los comercios como mercados, farmacias o bancos son los únicos que podrán funcionar, entre el 1 y 4 de abril.

Leé también: Europa espera el veredicto sobre AstraZeneca, mientras varios países vuelven a confinarse

La suspensión del transporte nacional por vía terrestre y aérea regirá del 1 al 3 de abril, se indicó. “Es un sacrificio para poder consolidar esta curva (de casos) que empieza poco a poco a descender y prepararnos para evitar contagios luego de un fin de semana largo, teniendo en cuenta los contactos masivos que pueden haber” en Semana Santa, dijo el ministro de Educación, Ricardo Cuenca.

El toque de queda nocturno se mantendrá vigente esos días también, así como la prohibición de reuniones para evitar aglomeraciones. El confinamiento de Semana Santa se anuncia en momentos que Perú lleva cinco semanas vacunando contra el COVID-19 a personal sanitario, militar y ancianos entre los 80 y 100 años.

Te puede interesar: La pandemia aumentó la mortalidad infantil en países de Asia

La vacunación transcurre a ritmo lento y comprende, hasta ahora, al menos a 395.000 personas con una de las dos dosis que deben recibir para estar inmunizados. El país ya vivió dos confinamientos o cuarentenas, desde que irrumpió la pandemia del COVID-19 en marzo de 2020. Perú acumula 49.500 fallecidos por COVID-19, con 1,4 millones de casos confirmados.

Fuente: AFP.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar