El papa Francisco anunció este domingo la creación del día mundial de los abuelos, tantas veces “olvidados”, y las personas mayores, que la Iglesia Católica celebrará cada año el cuarto domingo de julio.

“Los abuelos son muchas veces olvidados”, dijo el papa argentino, de 84 años, en la oración semanal del Ángelus en el Palacio Apostólico del Vaticano. “Los abuelos son un lazo entre las generaciones, transmiten a los jóvenes la experiencia de la vida y la fe”, añadió.

El próximo 25 de julio, el papa presidirá la primera misa con motivo de este día dedicado a las personas mayores, manteniendo las restricciones impuestas por la pandemia, señaló el Vaticano.

Lea más: Papa Francisco a Horacio Cartes: “Somos parte de una sola familia, navegando en una misma barca”

Sentado por la ciática

El papa Francisco recibió este viernes pasado “sentado” a un grupo de miembros de un tribunal de la Santa Sede, debido a la ciática que padece y que le impidió pronunciar su discurso de pie. “Debería hablarles de pie, pero saben que la ciática es un huésped un poco molesto. Les pido disculpas, hablaré sentado”, comentó el pontífice antes de pronunciar un discurso ante los miembros de la Sagrada Rota, el tribunal que se encarga de la anulación de los matrimonios eclesiásticos.

Se trataba de un encuentro tradicional que se organiza en enero con ocasión de la inauguración del año judicial. El pontífice, de 84 años, pospuso hace una semana varios compromisos previstos, entre ellos el encuentro anual con el cuerpo diplomático. Debido a su problema de salud también renunció a presidir la misa del domingo.

Lea más: Crece la percepción de corrupción en Venezuela, América Central y EEUU

Francisco, afectado por una “ciática dolorosa”, tampoco pudo presidir las celebraciones litúrgicas programadas para fin de año, el 31 de diciembre y el 1 de enero. El papa argentino usa unos zapatos especiales debido a esa lesión en el nervio ciático que lo aqueja desde hace varios años. En el avión de regreso en 2013 de su primer viaje al exterior, el papa argentino confesó a los periodistas que la ciática había marcado su primer mes de pontificado.

“¿Lo peor? Es que me vino una ciática, la tuve el primer mes. Porque para hacer las entrevistas me hacían sentar en un sillón, y eso me hizo daño. Es una ciática dolorosísima, dolorosísima. No se la deseo a nadie”, confesó a los periodistas que lo acompañaban de regreso de Brasil.

El papa argentino recibió ya la primera dosis de la vacuna contra el covid-19. Francisco es considerada una persona de riesgo ya que cuando tenía 21 años, en 1957, sufrió una pleuresía aguda y los cirujanos tuvieron que extirpar parcialmente su pulmón derecho.

Fuente: AFP.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar