Los torrenciales aguaceros en al menos cuatro de los nueve departamentos de Bolivia dejaron desde principios de mes unas 13.000 familias “afectadas y damnificadas”, informó este lunes el Viceministerio de Defensa Civil, en un primer balance del año.

“A nivel nacional tenemos contabilizadas alrededor de 13.000 familias que han sido afectadas y damnificadas todos están recibiendo atención”, afirmó en conferencia de prensa el viceministro de Defensa Civil, Juan Carlos Calvimontes.

En la terminología de defensa civil, afectada es aquella cuyo entorno ha sido perturbado por algún fenómeno climatológico y damnificada es aquella que ha sufrido daño o perjuicio en su salud o sus bienes.

Te puede interesar: Brasil y Rusia lanzan vacunación masiva contra el COVID

Los departamentos más castigados por los aguaceros son Cochabamba (centro), Chuquisaca (sureste), Beni (noreste) y Tarija (sur).

A principios de mes se registró una torrencial lluvia en la ciudad de Sucre, capital de Chuquisaca, dejando tres muertos, y el último domingo en el municipio de Tiquipaya, Cochabamba, otra persona murió.

En Tiquipaya un granjero, Wenceslao Romero, se quejó de la pérdida de sus 16.000 pollos que murieron ahogados.

El viceministro Calvimontes precisó que en poblados pequeños en esos departamentos se han registrado lluvias que han afectado zonas urbanizadas.

Lea también: “Todos estamos agotados”: 22 mineros chinos atrapados a 600 metros bajo tierra

En las redes sociales se publicaron videos, como uno de la localidad de Guanay, en La Paz, con el agua anegando calles y avenidas como si fueran ríos.

La oficina estatal del Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (SENHAMI) pronosticó que los fuertes temporales se registrarán hasta el próximo fin de semana. La temporada de lluvias en Bolivia se extiende generalmente desde noviembre hasta marzo.

Fuente: AFP.

Dejanos tu comentario

11H

Si tuvieras que calificar la gestión de Julio Mazzoleni, ¿qué nota le pondrías?

Click para votar