El ministro de Salud británico, Matt Hancock, afirmó el domingo que la nueva cepa del coronavirus estaba “fuera de control” para justificar el confinamiento de Londres y parte de Inglaterra.

Hancock advirtió que estas medidas podrían seguir en vigor hasta que la vacunación se haya generalizado.

“Desgraciadamente, la nueva cepa estaba fuera de control. Debíamos retomar el control, es la única forma de hacerlo, restringir los contactos sociales”, declaró Hancock en la cadena Sky News, advirtiendo que la situación es “extremadamente seria”.

Mirá esto: Inglaterra e Italia imponen confinamientos por Navidad en pleno repunte de la pandemia en Europa

“Será muy difícil tenerla bajo control hasta que hayamos distribuido la vacuna”, indicó. “Con esto tendremos que lidiar durante los próximos dos meses”, agregó.

Entre tanto, millones de personas en Inglaterra e Italia celebrarán la Navidad este año en medio de fuertes restricciones contra el COVID-19 que fueron anunciadas este sábado, mientras el resto de Europa lucha contra un repunte de los contagios.

Por su parte, el gobierno holandés suspendió este domingo todos los vuelos de pasajeros procedentes de Reino Unido hasta el 1 de enero tras hallar en Holanda un caso con una variante más contagiosa de coronavirus que circula en ese país.

Sobre esto: Holanda suspende los vuelos procedentes de Reino Unido para frenar “mutación” del COVID-19

Fuente: AFP.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar