La fiscalía federal belga anunció el jueves que la policía logró un decomiso récord de 11,5 toneladas de cocaína pura en un contenedor proveniente de la República Cooperativa de Guyana, luego de una investigación sobre una red internacional de narcotráfico.

De acuerdo con las fuentes judiciales, el cargamento fue interceptado en el puerto de Amberes y se dirigía a Holanda. En una nota, la justicia belga estimó el valor de mercado de ese cargamento en unos 450 millones de euros (unos 520 millones de dólares).

Lea más: Canadá propone que el streaming financie su industria audiovisual

La interceptación de este cargamento coronó una investigación iniciada por las autoridades belgas a fines de 2019, con la captura de 2,8 toneladas de cocaína. De acuerdo con la justicia belga, así fue posible desmantelas una red “bien estructurada, que aparentemente era responsable por enviar periódicamente grandes cantidades de cocaína desde América del Sur a través de Bélgica”.

Finalmente, el 27 de octubre las autoridades procedieron a la inspección de cinco contenedores de desechos de piezas metálicas, y en el interior de uno de ellos encontraron un contenedor de acero con el cargamento de 11,5 toneladas de cocaína. La captura de este cargamento permitió el arresto de dos personas en Bélgica y una tercera en Holanda, informó la justicia belga.

Lea más: Aeropuerto “maldito” de Berlín reporta cuarentenas en serie

Fuente: AFP.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar