El presidente peruano Martín Vizcarra anunció este martes que acudirá al Congreso para defenderse de las acusaciones de presunta corrupción en el nuevo juicio político de destitución en su contra que impulsa el parlamento opositor el próximo nueve de noviembre.

“Estaremos presentes en el Congreso y estaremos como siempre, llevando en la mano los argumentos de la verdad, y esperemos que las fuerzas democráticas sean las que primen y que se piense primero en el Perú”, dijo Vizcarra a periodistas durante una gira en la región Lambayeque al norte del país.

Lea más: UE: € 220 millones para traslados

“Tendré que ir al Congreso para justificar mis actos y (demostrar) la carencia de argumentos (de la acusación)”, acotó Vizcarra alegando que el juicio “por incapacidad moral” paraliza al país y siembra más incertidumbre en medio de la pandemia. Vizcarra pidió acudir al Congreso antes del nueve de noviembre, pero la fecha parecía inamovible según el Legislativo.

El nuevo pedido de vacancia (destitución) es el segundo contra el presidente desde que el 18 de septiembre salió airoso de otra acusación por obstruir una investigación parlamentaria y fiscal en curso sobre presunto tráfico de influencias. Ahora el Congreso aprobó el lunes enjuiciar a Vizcarra, de 57 años, por supuesta “incapacidad moral” por 60 votos a favor, 40 en contra y 18 abstenciones. Doce congresistas de los 130 estaban ausentes o con licencia.

La moción la presentó el minoritario partido populista Unión por el Perú (UPP), en base a declaraciones de dos empresarios que aseguraron ante la fiscalía haber pagado dos coimas a Vizcarra a cambio de contratos de obras públicas cuando el presidente era gobernador de Moquegua, en 2014.

Lea más: Trump y Biden coinciden en la codiciada Florida

Los montos de las supuestas coimas ascienden a 2,3 millones de soles (unos 623.000 dólares). El Congreso necesita 87 votos para destituir a Vizcarra. En la nueva vacancia seis de los nueve partidos presentes en el parlamento apoyaron la moción.

Vizcarra carece de partido y bancada en el Congreso, lo que lo hace políticamente débil. Sin embargo, el mandatario cuenta con un fuerte respaldo en los sondeos, donde más de siete de 10 peruanos están en contra de su destitución. “El pueblo está en contra de este pedido”, acotó en alusión a los sondeos que lo favorecen.

El presidente también ha criticado que se promueva un nuevo juicio político cuando hay una investigación fiscal abierta y al hecho que Perú celebrará elecciones en cinco meses. “Me parece que sería irresponsable que a cinco meses de las elecciones estemos al filo de la navaja jugando con la democracia y eso no es admisible”, resaltó el martes. Perú celebrará elecciones presidenciales y legislativas conjuntas el 11 de abril de 2021. Vizcarra termina su mandato el 28 de julio de ese año.

Fuente: AFP.

Dejanos tu comentario

15H

¿Por error, comerciantes de fronteras deberán devolver el subsidio otorgado por el Estado, es lo correcto?

Click para votar