Argentina superó este miércoles los 30.000 muertos por coronavirus desde que el COVID-19 llegó al país sudamericano en marzo, informó el ministerio de Salud en un comunicado. El total de contagios alcanzó 1.130.520 con 30.071 fallecimientos sobre una población de 44 millones de habitantes.

Este miércoles se reportaron 13.924 nuevos contagios, mientras que en las últimas 24 horas se notificaron 345 nuevas muertes. El total de pacientes recuperados sumó 931.147.

De acuerdo con el último reporte, 5.037 enfermos de COVID-19 permanecen internados en unidades de cuidados intensivos cuya capacidad a nivel nacional se encuentra al 64,4% de ocupación.

Te puede interesar: Biden advierte que controlar COVID-19 requerirá inmenso esfuerzo y Trump sigue su ritmo frenético

El gobierno argentino ordenó en marzo medidas de confinamiento, pero desde entonces se han ido flexibilizando con aperturas de industrias, comercios y servicios. Las restricciones se mantienen, sin embargo, en el transporte público con la prohibición de espectáculos masivos y reuniones sociales, entre otras actividades limitadas.

En la capital argentina y su periferia, foco de los contagios meses atrás, el número de casos ha disminuido. En el último mes los casos se trasladaron fuertemente a las provincias del interior del país, donde hay ciudades con más del 80% de las camas de terapia intensiva ocupadas.

Lea también: ONU y Banco Mundial piden mantener escuelas abiertas durante la pandemia

Ocho provincias concentran ahora más del 55% de los contagios: Córdoba, Santa Fe, Tucumán, Mendoza, Neuquén, Río Negro, Chubut y San Luis, precisó el Ejecutivo.

El gobierno anunció recientemente que las medidas de restricción de movimiento de la población se mantendrán al menos hasta el 8 de noviembre, cuando se volverá a evaluar la situación epidemiológica.

Fuente: AFP.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar