El cardenal filipino Luis Antonio Tagle, estrella ascendiente asiática de la Iglesia católica, promovido recientemente a altas funciones en la Santa Sede por el papa Francisco, dio positivo al coronavirus en su país, indicó el viernes último el Vaticano.

Este sonriente teólogo, muy cercano a los pobres y conocido por llorar cuando está conmovido, es considerado como muy allegado a las ideas reformistas del papa Francisco. Por esa razón es con frecuencia incluido en la lista de posibles futuros papas.

Lea también: Confianza en las vacunas sigue siendo baja en Europa, pero sube ligeramente

El filipino de 63 años, quien tuvo una audiencia privada con el papa Francisco el 29 de agosto pasado, había dado negativo al COVID-19 el 7 de setiembre en Roma, precisó el portavoz del Vaticano Matteo Bruni. Un nuevo examen nasal realizado el jueves 10 de setiembre a su llegada en avión a Manila, dio “positivo”.

El prelado “no presenta síntomas y observa un confinamiento en Filipinas”, precisa el Vaticano, y añade que hay verificaciones en curso para rastrear las personas que pudieron estar en contacto con él.

Lea más: Asunción, Luque y Roque Alonso respiran aire insalubre, advierte ONG

El cardenal, que presidía la organización de beneficencia católica Caritas Internacional, fue nombrado en diciembre del 2019 jefe de la importante “Congregación para la Evangelización de los Pueblos”, que supervisa las actividades de difusión del catolicismo en el mundo.

Tagle había llegado en febrero pasado a Roma para asumir las nuevas funciones, justo antes del confinamiento de Italia y el Vaticano. Se trata del caso positivo número trece del Vaticano. Los otros doce casos ya se curaron en los últimos meses.

Fuente: AFP.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar