El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, amenazó este domingo último a un periodista que le interrogó sobre la supuesta participación de la primera dama en un esquema de pagos ilícitos.

"Qué ganas de reventarte la boca a golpes", respondió el mandatario de ultraderecha a un periodista del diario O Globo que le interrogó sobre informaciones de prensa que involucran en el caso a su esposa, Michelle Bolsonaro, y a un exasesor de su hijo, el senador Flavio Bolsonaro.

El presidente visitaba la Catedral Metropolitana de Brasilia, como acostumbra, y fue abordado por los medios. Periodistas cuestionaron la amenaza, pero Bolsonaro se fue sin agregar comentarios.

Leé también: Investigadores hacen pruebas a gran escala en Alemania para autorizar conciertos

En una nota difundida poco después, O Globo manifestó que “repudia la agresión del presidente Jair Bolsonaro a un periodista del diario que se limitaba a ejercer su función”.

"Tal intimidación muestra que Jair Bolsonaro desconsidera el deber de cualquier servidor público, no importa el cargo, de rendir cuentas a la población", agrega el comunicado.

Decenas de periodistas cuestionaron en Twitter al presidente sobre los cheques que habría recibido la primera dama, pregunta a la cual él respondió inicialmente con la agresión verbal. Representantes de partidos políticos de oposición y de movimientos sociales repudiaron en redes sociales el ataque del mandatario.

Te puede interesar: “Vale un trago”, la respuesta de Sequera al confirmarse la renuncia de Portillo

La revista Crusoé publicó este mes que Fabrício Queiroz, policía retirado, amigo de Jair Bolsonaro y exasesor de Flavio Bolsonaro le habría depositado a Michelle Bolsonaro 21 cheques por 72.000 reales (unos 22.000 dólares al cambio de 2016) entre el 2011 y el 2016. La revista afirma que las informaciones constan en los extractos bancarios de Queiroz.

Queiroz y Flavio Bolsonaro están bajo investigación por el supuesto desvío de salarios de funcionarios del hijo del presidente durante su gestión como diputado regional en Río de Janeiro. La primera dama no se ha pronunciado sobre el caso.

Fuente: AFP.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar