En medio de alertas por una nueva ola de rebrotes del coronavirus en Europa y cuando los contagios parecen moderarse en Estados Unidos y Brasil, los países más afectados, la Organización Mundial de la Salud (OMS) indicó este viernes que espera que la pandemia dure "menos de dos años".

"Esperamos acabar con esta pandemia en menos de dos años. Sobre todo, si logramos unir nuestros esfuerzos (...) y utilizamos al máximo los recursos disponibles y esperando que podamos disponer de herramientas suplementarias como vacunas, pienso que podremos acabar con ella con un plazo más corto que el de la gripe (española) de 1918", señaló el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

Desde que la enfermedad apareció en China en diciembre, ha provocado al menos 796.823 muertos y contagiado a unos 22,8 millones de personas, según un balance global establecido por AFP a partir de fuentes oficiales.

“Se puede esperar que la semana que viene empecemos a ver una reducción” en las muertes, dijo el jueves el director del Centro para la Prevención y el Control de Enfermedades (CDC), Robert Redfield, a la revista médica Jama.

La OMS consideró el viernes que la situación se estabilizó en Brasil, el segundo país en números absolutos de infecciones y decesos.

El director de emergencias de la OMS, Michael Ryan, dijo, sin embargo, que "sigue habiendo un número muy elevado de casos y demasiado elevado de muertos", cuando el país de 212 millones de habitantes alcanza los 3,5 millones de casos y 113.358 fallecimientos.

Por otra parte, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) advirtió que las embarazadas tienen un mayor riesgo de formas graves de COVID-19, y que Brasil es el país con mortalidad más alta en ese grupo. En total, según la OPS, sobre 28.387 casos de coronavirus en mujeres embarazadas en 10 países, se registraron 356 muertes hasta el 11 de agosto. En Brasil hubo 135 casos fatales.

Lea también: OMS considera que la pandemia de coronavirus se estabilizó en Brasil

Pobreza y COVID-19

América Latina sufre casi una tercera parte del saldo mortal de la pandemia, con 253.507 decesos. En esta región, la situación acentúa la pobreza y la ya de por sí marcada desigualdad, amenazando con borrar una década de avances sociales.

Miles de familias han enfrentado el dilema de llenar el estómago o ponerse a salvo del contagio. "A causa de esta pandemia quedé desempleada. Hay días que hasta nos saltamos una comida porque la situación está difícil", cuenta Milena Maia en la favela de Heliópolis, una de las mayores de Sao Paulo.

Esto “nos da una idea del impacto tan grande que ha tenido”, dijo Luis Felipe López-Calva, director para América Latina del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), quien prevé un retroceso “de hasta 10 años en los niveles de pobreza multidimensional”, ante la falta de políticas eficaces.

Sólo en la región, según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), la pandemia hundirá en la pobreza a 45 millones de personas, con lo que el total ascenderá a 231 millones, el 37,3% de la población latianomericana.

“Tengo miedo de perder a mi marido en la cárcel. Nunca hubo una atención [médica] adecuada, pero ahora la preocupación es mayor”, dijo Mónica, esposa de un detenido desde hace cuatro años en Sao Paulo.

De su lado, Perú, el país de América con mayor cantidad de muertes por millón de habitantes, 819, inauguró este viernes la Feria del Libro y el Festival de Cine de Lima en un formato en línea.

En Argentina, que tuvo en los últimos días un nuevo récord de contagios al superar los 8.000, se anunció la prueba en fase 3 de un proyecto de vacuna contra la COVID-19 del grupo chino Sinopharm.

Hace un mes, el gobierno anunció que se probará en un grupo de voluntarios el proyecto de vacuna de los laboratorios alemán BioNTech y estadounidense Pfizer.

Te puede interesar: La pandemia resurge en Europa y multiplicará el número de pobres en el mundo

Europa, complicada

En Europa, las cifras de nuevos casos de infección en 24 horas publicadas el viernes en Francia, Italia, Alemania o España son preocupantes y muestran un repunte de la pandemia, en buena parte debido a los desplazamientos por las vacaciones.

En España, las autoridades de la región de Madrid recomendaron este viernes a la población quedarse en casa en las zonas más golpeadas por el coronavirus, mientras el balance total de casos diagnosticados en el país subió en más de 8.000 en 24 horas.

Francia informó de un segundo día consecutivo con más de 4.000 nuevos casos, unas cifras que no había alcanzado desde mayo. Pero no solo en Europa se da ha dado marcha atrás en la apertura tras meses de confinamiento.

Fuente: AFP

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar