Un video que circula en redes este martes registra el alerta de las sirenas en Bagdad por la presunta amenaza de un cohete lanzado hacia la ciudad. Portales de noticias como RT informaron que la defensa aérea de Estados Unidos repelió un ataque con al menos siete proyectiles dirigidos contra su embajada en la llamada Zona Verde de la capital de Irak.

Las alarmas saltaron en la sede de la Embajada así como en la base Unión III, que alberga tropas de la coalición internacional. Supuestamente, uno de los proyectiles habría caído cerca de la misión diplomática norteamericana. Hasta el momento no hubo un informe oficial sobre este ataque, ni su origen.

Tras el derrocamiento de Sadam Husein (1937-2006) en abril de 2003, luego de haber estado en el poder desde 1979; la Autoridad Provisional de la Coalición (CPA) fue por dos años el gobierno provisional establecido por Estados Unidos, Reino Unido y otros miembros de la coalición multinacional tras la invasión de Irak. Una decena de primeros ministros se sucedieron desde entonces.

Con poco más de 40 millones de habitantes, en estos momentos de pandemia, el país asiático registra casi 130.000 iraquíes contagiados de COVID-19, y la enfermedad ha matado a 5.000 personas.

La Zona Verde

El 19 de julio pasado, la Zona Verde de Bagdad había sido atacada con cohetes, coincidiendo con una reunión del ministro de Exteriores iraní, Mohamad Javad Zarif con funcionarios iraquíes, un incidente bastante frecuente en el país aunque no a plena luz del día, informaron fuentes de seguridad.

Esta Zona Verde alberga a la mayoría de las instituciones oficiales iraquíes, y también a la embajada de Estados Unidos. Desde octubre hubo 36 ataques contra intereses estadounidenses en Irak, atribuidos a facciones armadas pro-Irán.

Los estadounidenses, que aún mantienen varios miles de soldados en Irak, utilizaron por primera vez cerca de su embajada a principios de julio el C-RAM, un dispositivo de intercepción de cohetes. Ese domingo, de acuerdo a testigos, no se escucharon sus disparos de respuesta.

Leé también: Lágrimas, desaparecidos y muertos en el puerto de Beirut

Este nuevo ataque, que no fue reivindicado, tiene lugar al comienzo de una semana muy intensa para Irak a nivel diplomático. En aquella ocasión, Zarif se entrevistó con su homólogo iraquí, Fuad Husein, así como con el primer ministro Mustafá al Kazimi y el presidente Barham Saleh. También se encontrará en Erbil (noreste) con autoridades del Kurdistán autónomo.

Al día siguiente, Kazimi viajó a Arabia Saudita para reunirse con el poderoso príncipe heredero Mohamed bin Salmán, amigo personal. Luego se desplazó a Teherán para conversar, entre otros, con el líder supremo, el ayatolá Ali Jamenei.

Kazimi, también jefe de inteligencia, un cargo desde el cual ha podido estrechar sólidos vínculos regionales, probablemente podría desempeñar el rol de mediador entre Riad y Teherán. Kazimi también es esperado en Washington en las próximas semanas para renegociar la presencia estadounidense en Irak.

Esta visita, la primera desde hace tres años de un primer ministro iraquí, debería servir para recomponer las relaciones diplomáticas.

Protestas y elecciones

Desde octubre de 2019, en Irak se manifiesta un movimiento de protesta que denuncia la corrupción y pide empleos y servicios eficaces. En los últimos meses, esta protesta ciudadana sufrió 550 muertos, con 30.000 heridos y decenas de activistas asesinados o secuestrados, aunque también se vio eclipsado a principios de año por el aumento de las tensiones entre Estados Unidos e Irán que casi terminan en un conflicto abierto en Irak.

En ese sentido, Irak organizará elecciones legislativas anticipadas el 6 de junio de 2021, anunció el primer ministro, Mustafá al Kazimi, que había prometido esos comicios a principios de mayo, cuando asumió el poder tras meses de una revuelta popular contra la corrupción.

“Queda fijada la fecha del 6 de junio de 2021 para la celebración de las elecciones legislativas”, declaró Kazimi, en un discurso televisivo. El primer ministro, que también es el jefe de los servicios de inteligencia, añadió que las autoridades harán “todo lo que sea necesario para proteger estas elecciones y que sean un éxito”.

Te puede interesar: Argentina: récord diario de muertos y contagios de COVID-19

Kazimi llegó al poder sustituyendo a Adel Abdel Mahdi, con el encargo de dirigir un gobierno de transición mientras se organizaban esas elecciones, una de las demandas de la revuelta popular que estalló en octubre.

Las últimas elecciones legislativas iraquíes se celebraron en mayo de 2018. La próxima cita estaba prevista en mayo de 2022, pero el gobierno iraquí aceptó adelantarlas.

Durante meses, centenares de miles de personas invadieron las calles de Bagdad y de otras ciudades para exigir el fin del régimen y la salida de la clase política.

El gobierno propuso al parlamento una nueva ley electoral para intentar apaciguar la revuelta. La ley fue votada rápidamente, pero la sección que detalla las modalidades de voto y las circunscripciones no ha sido aún finalizada, alertan expertos y diplomáticos.

Dejanos tu comentario

6H

Senadores postergaron el tratamiento de pérdida de investidura de Friedmann, ¿está de acuerdo?

Click para votar