El papa emérito Benedicto XVI siguió desde el Vaticano, este miércoles 8 de julio, mediante live stream (transmisión digital en vivo), el funeral de su hermano Georg Ratzinger, celebrado en la catedral de Ratisbona, en Alemania, reportó el portal de noticias de la Santa Sede.

El hermano mayor de Joseph Aloisius Ratzinger, papa de la Iglesia católica entre el 2005 y el 2013, falleció el 1 de julio pasado, en Baviera (Alemania), a la edad de 96 años, luego de haber sido visitado en su lecho de enfermo hace más de dos semanas por el papa emérito.

Benedicto XVI, de 93 años, visitó el 18 de junio a su hermano muy enfermo en una despedida de cuatro días, su primer desplazamiento al extranjero desde su renuncia como papa en el 2013.

Leé también: Siete presos mueren en cárcel de Bolivia por presuntos contagios de COVID-19

En el Réquiem, el secretario privado del papa emérito, el arzobispo Georg Gänswein, leyó un obituario escrito por Benedicto XVI sobre su hermano.

“Que Dios te pague, querido Georg, por todo lo que has hecho, sufrido y me has dado”, escribe el papa emérito en la carta. El arzobispo Gänswein tuvo que luchar varias veces con lágrimas para leer el texto. En la carta Benedicto XVI da una explicación de su sorprendente viaje a Ratisbona para visitar a su hermano en su lecho de enfermo el pasado 18 de junio.

“No pidió mi visita. Pero sentí que era hora de ir a él de nuevo. Por esta señal interior que el Señor me ha dado, estoy profundamente agradecido”. Cuando se despidieron en la mañana del 22 de junio, justo antes del vuelo de regreso a Roma, ambos habrían entendido “que sería una partida de este mundo para siempre”.

Pero también sabían que Dios “que nos ha dado esta unión en este mundo también reina en el otro mundo y nos dará una nueva unión”, se lee en la carta.

Ordenados el mismo día

Los dos hermanos, ordenados sacerdotes el mismo día en junio de 1951, estaban muy unidos. Georg Ratzinger iba a menudo a visitar a su famoso hermano a El Vaticano, según informó AFP.

En Baviera, el papa emérito se desplazó igualmente al cementerio donde descansan sus padres, así como su hermana mayor María, fallecida en 1991. Esta última se ocupó toda su vida de su hermano Joseph (el futuro papa), siguiéndolo hasta Roma.

Debido a su debilitado estado de salud, Benedicto XVI viajó en compañía de un médico y de una enfermera, pero también de su secretario particular, el arzobispo alemán Georg Ganswein, que se ocupa ahora de él a tiempo completo. En las fotos de su viaje se le ve desplazándose únicamente en silla de ruedas.

Te puede interesar: La segunda ola de gripe española fue la más letal en 1918

Benedicto XVI soñaba con su retiro en su Baviera natal, pero paradójicamente pasó las últimas cuatro décadas de su vida en El Vaticano.

En siete años de “retiro”, el papa alemán solo había salido de su recinto de El Vaticano para viajar al palacio pontifical de Castel Gandolfo, cerca de Roma, en julio del 2019.

Joseph Ratzinger anunció en latín a los cardenales que renunciaba a ser papa en febrero del 2013, ocho años después de un pontificado socavado por una profunda crisis.

Famoso coro de niños

Georg Ratzinger dirigió el coro de niños, conocido como "Domspatzen", de fama mundial desde 1964 hasta 1994. Después de la misa de Réquiem fue enterrado en la tumba de fundación del "Domspatzen" en el cementerio católico inferior de Ratisbona.

El servicio fúnebre fue organizado musicalmente por una escuela de 16 antiguos alumnos del coro de la Catedral.

Fuente: AFP

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar