La capital china, que a mediados de junio vivió un repunte del número de casos de COVID-19, anunció el viernes que levantaba la mayoría de las restricciones a salir de la ciudad al asegurar que había detenido los contagios.

Tras dos meses sin declarar casos de coronavirus atribuido a estrictas medidas sanitarias, la ciudad de 21 millones de habitantes registró un brusco aumento de contagios el mes pasado. Al menos 331 personas se contagiaron en la capital china.

Lea también: Latinoamérica y el Caribe superan a Europa en número de casos de coronavirus

Desde el mes pasado, Pekín exhortaba a sus habitantes a evitar los viajes “no esenciales” fuera de la ciudad y exigía un test de COVID-19 negativo para salir.

Estas restricciones serán levantadas a partir del sábado a medianoche (15:00 GMT), anunció el ayuntamiento. Los nuevos casos de COVID-19 en Pekín se limitan ahora a unos pocos al día. Los habitantes de los barrios considerados de “alto riesgo” seguirán afectados por estas limitaciones.

Fuente: AFP.

Te puede interesar: Plaga medieval: rebrote de peste negra pone en cuarentena a Mongolia

Dejanos tu comentario

10H

La Ley de Informconf aprobada ayer ¿ayudará de alguna manera a reducir el desempleo?

Click para votar