La Paz, Bolivia | AFP |

El gobierno transitorio de Bolivia rechazó este sábado la censura aprobada por la mayoría opositora del Congreso contra el ministro de Defensa por no asistir a varias interpelaciones y denunció que esta decisión está dirigida desde Argentina, donde se refugia el expresidente Evo Morales.

"Rechazamos la censura al ministro de Defensa porque no se puede censurar a un ministro en su ausencia. El ministro de Defensa está atendiendo los desastres naturales", declaró Yerko Nuñez, titular de la Presidencia en rueda de prensa.

Para la autoridad "está claro que esto está manipulado desde Argentina. Están usando los dos tercios que tienen en la Asamblea (Legislativa) para tratar de desestabilizar al país, para dañar la imagen de los ministros y afectar a la Presidenta".

La derechista Jeanine Áñez sucedió en la presidencia a Morales, pero el rechazo a su gobierno de transición continúa por parte de los partidarios del exgobernante.

Violencia social

El ministro de Defensa, Luis Fernando López, fue convocado en tres oportunidades por el Congreso para informar sobre la violencia social desatada tras las elecciones generales del pasado 20 de octubre, anuladas por denuncias de irregularidades a favor de Morales.

Este viernes se registró la tercera ausencia de López, por lo que senadores y diputados afines a Morales aprobaron un voto de censura, lo que, según mandato constitucional, implica su destitución.

Nuñez indicó que el gabinete político de Áñez se reunirá este sábado para analizar el relevo de López, aunque adelantó que "se está analizando la posibilidad de hacer una denuncia ante el Tribunal Constitucional".

Los comicios del 20 de octubre quedaron en cuestión después de que una auditoría de la OEA estableciera irregularidades a favor del entonces presidente, que se postulaba a un cuarto mandato tras permanecer en el poder desde 2006.

Violentas protestas civiles en todo el país obligaron a Morales a renunciar, tras perder el apoyo de los militares. El expresidente está refugiado en Argentina y se ha convertido en jefe de campaña de su partido (Movimiento al Socialismo) para las nuevas elecciones convocadas del próximo 3 de mayo.