Washington, Estados Unidos | AFP |

El Fondo Monetario Internacional (FMI) dijo el jueves que las conversaciones con Argentina sobre la deuda del país están en un nivel "muy preliminar" y advirtió sobre la necesidad de "escuchar" y "respetar" las prioridades del nuevo gobierno.

"Es importante que no nos adelantemos, estamos en una etapa muy preliminar, el gobierno acaba de tomar posesión", dijo en rueda de prensa el portavoz del FMI, Gerry Rice.

"Lo importante es escuchar a las autoridades argentinas sobre sus prioridades y sus planes. Y creo que debemos respetar cuáles serán sus áreas de énfasis", agregó. Subrayó que el FMI comparte los objetivos de las autoridades de aplicar "políticas que reduzcan la pobreza y fomenten el crecimiento sostenible".

El miércoles, un día después de asumir, el gobierno del presidente de centroizquierda, Alberto Fernández, anunció que había iniciado "conversaciones" con el FMI para renegociar su deuda sin aplicar mayores medidas de ajuste fiscal mientras se reactiva la economía, en recesión desde 2018.

"Ya hemos tenido conversaciones con el FMI y ya hay reconocimiento del fracaso (del programa pactado con Argentina el año pasado). Lo que falta es reconocer la necesidad de un programa distinto", dijo el nuevo ministro de Hacienda, Martín Guzmán.

Acuerdo vigente

Interrogado sobre la posibilidad de un cambio de programa, Rice señaló que por el momento el acuerdo permanece vigente según los términos negociados.

"El estatus del programa es que se mantiene. Pero, por supuesto, la forma sobre cómo podría adaptarse o cambiarse en el futuro dependerá de las discusiones que podamos tener con el gobierno argentino y dependerá de sus objetivos y sus deseos", añadió.

Rice también dijo que le corresponde a los países tomar decisiones sobre la deuda en consulta con sus asesores legales y financieros.

"Nuestra función es evaluar si la deuda es sostenible con alta probabilidad. No estamos en esa etapa porque estamos apenas en el comienzo de las discusiones", aseveró.

También explicó que para realizar un análisis de sostenibilidad de la deuda, el FMI primero necesita información sobre los planes de política económica y las perspectivas macroeconómicas consistentes con estos planes.

"Estamos en un período que caracterizaría como de esperar a ver cuáles son los planes y los objetivos del nuevo gobierno y luego decidiríamos los próximos pasos y si eso implicaría modificaciones al programa u otros ajustes", insistió.

Argentina suscribió el año pasado, bajo el anterior gobierno del liberal Mauricio Macri, un acuerdo por 57.000 millones de dólares con el FMI, que prevé déficit fiscal cero para este año y superávit para 2020.

Hasta ahora, el país ha recibido unos 44.000 millones de dólares del préstamo, pero Fernández ha dicho que desistirá de completar los desembolsos.

En total, la deuda argentina asciende a unos 315.000 millones de dólares y se acerca a 100% del PIB.