Sao Paulo, Brasil | AFP |

El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva participó este jueves en Salvador (nordeste) en la primera reunión de la secretaría ejecutiva del Partido de los Trabajadores (PT) desde su liberación el pasado viernes.

"Para nosotros su presencia aquí es muy importante", dijo la presidenta del PT, Gleisi Hoffmann, al dar la bienvenida al líder histórico del partido, vestido con una camisa roja.

Lula, que purgaba desde abril de 2018 una condena de 8 años y 10 meses de cárcel por corrupción y lavado de dinero, fue liberado gracias a una alteración de la jurisprudencia sobre el cumplimiento de penas.

Pero el exmandatario, de 74 años, afirma que fue víctima de una conspiración judicial para sacarlo de la liza electoral del año pasado y reclama la anulación de los juicios en su contra.

La reunión de Salvador se realiza en la capital del estado de Bahia, en la región nordeste, un bastión electoral del PT, que busca una estrategia frente al gobierno de ultraderecha de Jair Bolsonaro.

Lula compareció ante la prensa y unos 200 militantes antes del inicio de la reunión junto a Hoffmann, el excandidato Fernando Haddad (derrotado en octubre por Bolsonaro) y el gobernador de Bahia, Rui Costa, entre otros jerarcas del PT.

Costa expuso ante Lula los planes de promoción conjunta del turismo y los negocios de los nueve estados del nordeste, cuyas playas se vieron afectadas desde fines de agosto por la aparición de manchas de petróleo de origen hasta ahora desconocido.

Costa se refirió al caso, criticando al gobierno federal por la demora en tomar medidas. "Lo que presenciamos fue un letargo, una demora, una falta de acción del gobierno federal", afirmó, antes de cerrar su intervención proclamando "¡Lula libre, Lula libre, Lula libre!", coreado por el público.

El exmandatario debe intervenir durante la reunión.

Lula estará el domingo en Pernambuco, su estado natal, para participar en Recife de un festival musical bautizado “Lula Livre”.