El Parlamento del Mercosur -a través de una declaración emanada este lunes- “rechaza el golpe cívico-militar en curso en el Estado Plurinacional de Bolivia, contra el gobierno democráticamente electo del Presidente Evo Morales, así como la estrategia de violencia política extrema”.

Parlasur deja por escrito que considera graves los hechos de violencia que se han desatado en las últimas jornadas en Bolivia. El documento expresa que se ha roto el orden democrático institucional “al asumir directamente por parte de las Fuerzas Armadas y policiales el impulso a una ola de violencia política que ponen en peligro miles de vidas al haberse convocado abiertamente a la insubordinación para deponer por la fuerza al Presidente Evo Morales”.

El Parlamento del Mercosur -que fue constituido el 14 de Diciembre 2006, como sustituto de la Comisión Parlamentaria Conjunta- es el órgano representativo de los intereses de los ciudadanos de los Estados Partes.

Los integrantes - durante LXIX Sesión Ordinaria- llaman a la comunidad internacional a demandar la protección de la vida del Presidente Evo Morales y de los integrantes de los poderes Ejecutivo, Legislativo y gobiernos locales, así como de sus familiares ante la ola de violencia desatada.

Los parlamentarios declaran su desconocimiento a cualquier régimen surgido del Golpe de Estado, y reitera su pleno apego a la vigencia del Protocolo de Ushuaia sobre Compromiso Democrático en el Mercosur, el Estado Plurinacional de Bolivia y la República de Chile. Al mismo tiempo -por medio de la declaración- encomienda a la Comisión de Ciudadanía y Derechos Humanos del Parlamento del Mercosur realizar seguimiento.