Brasilia, Brasil | AFP.

La defensa del expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva anunció este jueves que pedirá su "liberación inmediata", después de que la corte suprema determinara que las penas de prisión no pueden empezar a ejecutarse antes de agotar todos los recursos legales.

“Una vez que conversemos con Lula este viernes, llevaremos al juez de ejecución de penas un pedido para su liberación inmediata, con base al resultado de ese juicio del Supremo Tribunal Federal (STF)”, informó el bufé Teixeira Martins en un comunicado.

La corte suprema de Brasil abrió el jueves un escenario de imprevisibles consecuencias políticas y judiciales, con un fallo que puso al borde de la libertad al expresidente de izquierda Luiz Inácio Lula da Silva y asestó un nuevo golpe a la operación anticorrupción Lava Jato.

Según analistas, Lula en libertad podría fortalecer tanto a su Partido de los Trabajadores (PT) como, paradójicamente, al presidente de ultraderecha Jair Bolsonaro, que supo captar el odio de una parte del electorado hacia el exlíder sindical. Durante la campaña del año pasado, el excapitán del Ejército le prometió a Lula que iba a “pudrirse” en la cárcel.

“La conclusión más inmediata [del fallo del STF] es una oportunidad de mayor radicalización. El grupo bolsonarista se fortalece. La oposición dirá que prevaleció el debido proceso penal y los bolsonaristas afirmarán que la ley tiene que ser más rígida”, dijo a la AFP Thiago Vidal, de la consultora Prospectiva.