Santiago, Chile | AFP |

El gobierno chileno no tiene "nada que ocultar" sobre el accionar de las fuerzas de seguridad e investigará cualquier exceso cometido por los efectivos, en medio de la extendida crisis social que sacude al país, dijo este miércoles el presidente Sebastián Piñera.

La afirmación del mandatario se produce en medio de denuncias y formalizaciones judiciales a agentes por presuntos abusos y torturas y el pedido de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para realizar una visita al país, sumándose a la misión de la Alta Comisionada de ONU para los DDHH que ya está en Chile.

"Establecimos transparencia total en las cifras porque no tenemos nada que ocultar", dijo Piñera en un acto en la sede de gobierno, La Moneda.

Con la misma contundencia que se sancionará a los manifestantes que provocaron violentos disturbios, saqueos y dañaron más de 70 estaciones de Metro en medio de las protestas, se sancionará "cualquier exceso que se haya cometido, cualquier falta de respeto al protocolo del uso de la fuerza", de los agentes del Estado, aseveró.

Las protestas, que se iniciaron el 18 de octubre en respuesta al alza de tarifas del ferrocarril capitalino, provocaron 20 muertes, en cinco de las cuales se investiga la intervención de agentes del Estado. Además, el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) interpuso 181 acciones judiciales por homicidio, torturas y violencia sexual supuestamente cometidas por efectivos.

Piñera apoya a Carabineros

Piñera reiteró su total apoyo a los Carabineros (Policía) y las Fuerzas Armadas, que durante los primeros nueve días del conflicto patrullaron las calles, amparadas en un estado de emergencia decretado por el presidente.

Horas después, la Fiscalía chilena informó "la solicitud de formalización de 14 efectivos de Carabineros por delito de Tortura cometido contra 2 personas, un menor de edad", durante el estado de emergencia decretado por Piñera y vigente en los primeros 9 días de protestas.

En "ambos casos tenemos videos que avalan las versiones de las víctimas y tenemos también las constataciones de lesiones respectivas", señaló el Fiscal Manuel Guerra, a periodistas.

En medio de las denuncias, Santiago se prepara este miércoles para vivir otra jornada de protestas que en tres semanas además de dañar la red de transporte público subterráneo obligaron al cierre de comercios y a la clausura de eventos internacionales previstos en noviembre y diciembre en la capital chilena, así como la final de la copa Libertadores, mudada a Lima.

Junto a varios de sus ministros, el presidente derechista firmó este miércoles en la Moneda un proyecto de ley que subsidia los salarios más bajos asegurando un ingreso mínimo de 350.000 pesos chilenos (unos 467 dólares), en el marco de una agenda social que busca aplacar la crisis.

Leer también:

,,,,,,