Sao Paulo, Brasil | AFP |

Un grupo de hombres fuertemente armados asaltó este jueves un aeropuerto del interior de Sao Paulo para robar el dinero de una transportadora y, en su fuga, secuestraron a una mujer y su bebé, informó la policía.

Tres atacantes murieron en el dramático robo, que empezó a las 10H00 locales (13H00 GMT), en el aeropuerto Viracopos de la ciudad de Campinas, a unos 100 km de Sao Paulo, dijo a la AFP un portavoz de la Policía Militar.

Dos de los delincuentes murieron durante un intercambio de disparos con la policía en la terminal de cargas. De acuerdo con la empresa que opera el aeropuerto, los despegues y aterrizajes fueron suspendidos durante 20 minutos.

Los demás, al fugarse, incendiaron algunos camiones en la autopista que conduce al aeropuerto, aparentemente para intentar obstaculizar la respuesta policial.

Uno de los atacantes escapó hacia un barrio residencial vecino y tomó como rehenes a una mujer y su bebé, informó la policía.

Ambos fueron liberados después que un francotirador mató al secuestrador, de acuerdo con el portal de noticias G1.

No está claro cuántos hombres armados participaron del asalto. Lograron infiltrarse en el aeropuerto a bordo de dos camionetas similares a los vehículos de la Aeronáutica, informó la operadora del aeropuerto.

Escaparon llevándose un monto de dinero desconocido, que robaron de un camión blindado de la transportadora de valores Brink's, según la policía.

Las autoridades incautaron una ametralladora usada en el asalto, informó G1.

Este robo ocurre tres meses después de un asalto en el aeropuerto internacional de Sao Paulo, en el que delincuentes se llevaron 30 millones de dólares en oro y metales preciosos, que también eran transportados en un vehículo de la empresa Brink’s.