Roboré, Bolivia | AFP |

El avión cisterna SuperTanker, contratado para aplacar los incendios que ya han arrasado cerca de 950.000 hectáreas en Bolivia, centra este lunes sus esfuerzos en combatir el fuego en Punta Man Césped, en el este del país, en la frontera con Brasil y Paraguay, países con los que comparte la llanura del Pantanal.

"Estamos haciendo una intervención quirúrgica en esta zona. Esperamos contener, apagar, lo más posible el fuego que tenemos ahí", reportó a periodistas el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, coordinador del Gabinete de Emergencia Ambiental, que opera desde Roboré (sudeste).

El avión cisterna tiene programado "hacer cuatro descargas en esta región", que es "muy sensible fundamentalmente para la vida silvestre", apuntó el funcionario.

"Nos estamos concentrando con la descarga del avión supertanquero", porque en esa región "es más difícil la intervención de la mano humana, de los bomberos, de los soldados, porque es un pantanal, por lo tanto hay un enorme peligro" para el personal que opera en la zona, explicó.

“No ha llovido en seis meses”

Cerca de Punta Man Césped "se hallan los bañados de Otuquis, de la región del Río Negro, son pastizales, bajiales (zonas pantanosas) extensos, pero además están bastante secos, no ha llovido en los últimos seis meses, y tiene un grado de inflamabilidad potencial", abundó.

Tras la primera descarga de las cuatro que se propone efectuar el SuperTanker, "se ha reducido la intensidad del fuego", reportó el ministro de la Presidencia.

Quintana reiteró en su balance de este lunes que los incendios se han reducido de 8.000 a 1.500, aunque admitió que muchos incendios se reavivaron a consecuencia de cambios en la orientación de los vientos.

Los incendios han calcinado ya más de 950.000 hectáreas en Bolivia, según datos oficiales, de las que el 35% corresponde a bosques y el 65% a zonas con arbustos y pastizales.