Madrid, España | AFP.

Un incendio, que este domingo aún sigue fuera de control, calcinó miles de hectáreas en la turística isla de Gran Canaria y provocó la evacuación de casi mil personas, indicaron las autoridades de este territorio insular español.

El fuego, que empezó el sábado en el municipio de Artenara, parecía bajo control al atardecer, pero un cambio en la dirección del viento dificultó la situación durante la madrugada del domingo, explicó el presidente autonómico de Canarias, Ángel Víctor Torres, en declaraciones a la emisora de radio Cope.

También dijo que los bomberos luchaban contra las llamas en "tres puntos, dos de ellos con mejor control, el tercero más dificultoso".

Cerca de 1.000 habitantes de tres municipios fueron evacuados el sábado por la noche y aún no pudieron regresar a sus casas.

El relieve montañoso en el interior de esta isla volcánica dificulta las tareas de extinción.

Los bomberos recurrieron a diez aviones y helicópteros bombarderos de agua para actuar lo más rápido posible antes de que se intensifique el viento con la llegada de la noche, precisó el presidente autonómico.

La Guardia Civil detuvo el sábado al supuesto responsable del incendio, que lo provocó presuntamente utilizando un aparato para soldar, según las autoridades.

España, la segunda destinación turística a nivel mundial, sufre cada verano numerosos incendios a causa de su suelos áridos en varias regiones y clima caluroso.