Ginebra, Suiza | AFP |

Unos 3,3 millones de personas huyeron de la crisis en Venezuela desde enero de 2016, incluyendo un millón que abandonaron el país desde noviembre de 2018, dijo el viernes Naciones Unidas.

"El ritmo de la salida de Venezuela ha sido asombroso", afirmó la Agencia de Refugiados de las Naciones Unidas (ACNUR) y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) en un comunicado conjunto.

Venezuela atraviesa una profunda crisis económica, agravada por la escasez de comida, medicinas y otros bienes básicos, mientras se mantiene un pulso en el poder entre el presidente Nicolás Maduro y el líder opositor Juan Guaidó, reconocido como presidente interino por más de 50 países, entre ellos Estados Unidos.

Concretamente, la OIM y la ACNUR calculan que 695.000 personas ya habían abandonado el país a finales de 2015. Desde el 1 de enero de 2016 el ritmo se aceleró, y se mantiene en la actualidad.

La actriz estadounidense y embajadora de buena voluntad de la ACNUR Angelina Jolie viajará este fin de semana a la región colombiana fronteriza con Venezuela "para evaluar la respuesta humanitaria al éxodo", dijo la agencia.

Los países latinoamericanos acogen a la gran mayoría de venezolanos, con Colombia que recibió a alrededor de 1,3 millones, seguido por Perú, con 768.000, Chile 288.000, Ecuador 263.000, Argentina 130.000 y Brasil 168.000.

El Representante Especial conjunto de ACNUR-OIM para refugiados y migrantes venezolanos, el ex vicepresidente de Guatemala Eduardo Stein, afirmó que “estas cifras alarmantes resaltan la necesidad urgente de apoyar a las comunidades de acogida” en los países que reciben a los venezolanos.