Buenos Aires, Argentina | AFP |

El índice de precios al consumidor en Argentina llegó a 3,4% en abril, mostrando una desaceleración con respecto a marzo y febrero, y acumula 15,6% en el primer cuatrimestre, informó este miércoles el estatal Instituto de estadísticas.

La inflación entre abril de 2018 y abril de 2019 alcanza a 55,8%, de las más altas del mundo.

Las alzas más importantes en abril ocurrieron en los rubros de vestido y calzado (6,2%), equipamiento y mantenimiento del hogar (4,6%), y transporte (4,4%).

El índice de abril es bastante inferior al de marzo (4,7%) y está por debajo del de febrero (3,8%), aunque todavía supera al de enero (2,9%).

Guido Sandleris, presidente del Banco Central, se felicitó porque "la inflación ha retomado un sendero descendente en abril", aunque reconoció que "sigue siendo alta".

"Creemos que la inflación va a seguir bajando en los próximos meses, aunque no será lineal", señaló en una rueda de prensa.

En un intento por frenar la escalada inflacionaria, el gobierno del presidente Mauricio Macri decidió recientemente congelar precios de algunos productos básicos y tarifas de servicios públicos durante seis meses, hasta las elecciones de octubre.

También se flexibilizó el sistema de oferta de divisas para que el Banco Central pueda intervenir en el mercado cambiario cuando lo considere necesario.

Según Sandleris, la concentración en el primer trimestre de este año de las subas en las tarifas de los servicios "contribuyó a un aumento de la inflación".

Pero también mencionó un "contexto desafiante a nivel global" porque Estados Unidos y China "se encuentran en disputa comercial y ello repercute en el resto de los países".

"Además, a ese escenario se le agrega una importante fuente de incertidumbre asociada a las próximas elecciones presidenciales", dijo Sandleris.

La economía argentina atraviesa desde el año pasado una crisis económica que trata de contener con un auxilio por 56.000 millones de dólares del Fondo Monetario Internacional.

En paralelo a las altas tasas de inflación, la moneda se ha depreciado alrededor de 15% en lo que va de año. Al cierre de 2018, la pobreza aumentó a 32% y el desempleo a 9,1%.

La inflación de 2018 alcanzó 47,6%, récord en más de 25 años.

Sandleris insistió en la importancia de "bajar la inflación sin atajos" y aseveró que "en estas circunstancias la política monetaria debe ser estricta para defender nuestra moneda y promover el ahorro doméstico".

La crisis económica ha golpeado duramente la aprobación de Macri, que este año buscará la reelección.