La Paz, Bolivia | AFP |

Una operación policial puso al descubierto una red de falsificadores y contrabandistas de medicamentos que operaba en la frontera entre Bolivia y Perú, y que involucra a ciudadanos de ambas nacionalidades, informó este lunes la fiscalía boliviana.

La justicia determinó este lunes "la detención preventiva de siete personas" en una cárcel, y otras tres están en arresto domiciliario, señaló el fiscal boliviano William Alave.

Los involucrados tenían ocho depósitos de medicamentos de contrabando y una pequeña fábrica para falsificar los fármacos en la localidad de Desaguadero, frontera entre Bolivia y Perú, desde donde distribuían a todo el país, especialmente a zonas rurales, agregó el jefe regional de la policía, Luis Huarachi.

Los investigadores establecieron que en algunos casos "había medicamentos (falsificados) que eran bicarbonato con harina", entre ellos pastillas tranquilizantes, abortivas o somníferos.

La asociación de importadores y distribuidores de fármacos (Asofar) pidió sanciones contra los falsificadores, pues “poner estuco o bicarbonato de por sí es un crimen”, según su titular Martín Dávila.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar