Menos de 48 horas después del desastre producido en Brumadinho, Brasil, desde el aeropuerto de de Tel Aviv, Israel, llegó directo a Minas Gerais, el avión con la unidad Zaka de rescate del ejército israelí.

En total son 130 especialistas en situación activa y además 70 reservistas, un equipo compuesto por ingenieros, médicos, bomberos y equipamientos de busca y rescate.

Los miembros del ejército llevan consigo sonares desarrollados con tecnología israelí, que son capaces de identificar cuerpos a distancia.

Los equipos de rescate de Israel conocidos en todo el mundo por su eficiencia y profesionalismo ya que accionados para ayudar en desastres como los ocurridos en México, Haiti, Turquía, Filipinas y Japón.