Hay un movimiento emprendedor, un ecosistema innovador y de inversiones ángeles que está evolucionando muy rápidamente. Todavía en un estadio temprano de desarrollo de los ecosistemas, pero con gran potencial.

María Florencia Atta­demo-Hirt es la representante del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en Para­guay, que en entrevista para La Nación habló acerca de los avances en materia de STEM (Ciencia, Tecnolo­gía, Ingeniería y Matemá­ticas), emprendedurismo e innovación en el país, con énfasis en las oportunida­des para las mujeres.

–¿Cómo encontró a Paraguay en materia de emprendedurismo e innovación?

–Vemos en Paraguay muchísimo talento, feme­nino y masculino, basado en STEM, por sus siglas en inglés, en Ciencias, en Tec­nología, en Ingeniería y en Matemáticas, pero también en otros sectores. Vemos un movimiento emprendedor, un ecosistema innovador y de inversiones ángeles que está realmente evolucio­nando muy rápidamente.

–¿Y cómo estamos, Para­guay comparado con otros países?

–Midiendo a Paraguay con los demás países de Amé­rica Latina y el Caribe, todavía está en un estadio temprano de desarrollo de los ecosistemas, pero como dije, evolucionando muy rápidamente y hay muchí­simo potencial.

–¿Qué es lo que reco­miendan como BID al campo emprendedor en el Paraguay?

–Como Grupo BID, en base a nuestra experiencia acon­sejamos primero: seguir animándose con sus ideas y emprendimientos, con sus negocios. Segundo: mucha perseverancia en las cone­xiones en el acceso al finan­ciamiento y en acceso al conocimiento. Tercero: la asociación, uno nunca está solo. Hay recursos tanto de financiamientos y de conocimientos de la mano de multilaterales como el Grupo Banco Interame­ricano de Desarrollo, el BID Lab en este caso. Pero también hay recursos en la sociedad civil y en el sector privado, con otros emprendimientos.

–Y María Florencia ¿qué aconseja a las mujeres?

–Aconsejo a las mujeres seguir muy fuerte, con mucha perseverancia, pedir ayuda y asociarse con otros, porque solas es más difícil. Animarse a com­partir y no dudar de una misma. Porque muchas veces las mujeres dudamos un poco de nuestra pro­pia capa­cidad, o de la for­taleza de una idea o de un negocio. Entonces, no dudar de una misma, buscar buenos men­tores, coaches que nos den ese empu­joncito, porque ave­ces estamos con dudas. Siempre capacitarse y, por sobre todo, animarse.

–¿Se puede hablar de algunos casos en STEM en Paraguay?

–Hay algunos casos sí, pero nos toca hacer más ruido, promocionarlos más. Hay un grupo de la sociedad civil donde hay niñas y mujeres que hacen códigos para computadoras, otros grupos que están pensando en temas de ingeniería. Y si bien todavía en América Latina y el Caribe, donde Paraguay no es la excep­ción, falta empujar un poco más a las niñas y las muje­res a empoderarlas hacia esas áreas, que tradicional­mente como sociedades las veíamos un poco más mas­culinas y no es tan así. La ciencia es ciencia, no es hombre ni mujer. La tec­nología es tecnología, no es hombre ni mujer. Pero sí hay algunos casos en Para­guay, como casos de hom­bres y mujeres trabajando juntos por ejemplo, como la empresa social Po, que hace prótesis a bajo costo con impresión 3D para per­sonas con discapacidades. Hay muchos ejemplos que se pueden seguir poten­ciando. Es una etapa en transición, temprana, pero creciendo rápidamente.

–¿Cuál es el rol del Gobierno en este campo de las STEM?

–Como Grupo BID trabaja­mos con el sector privado, con la sociedad civil y con el Gobierno, y vemos que cualquier tema o ecosis­tema para realmente pros­perar necesita de la parti­cipación de todos. Cuando digo sociedad civil incluyó a la academia, y cuando habló del sector privado es en los casos con fines de lucro, pero también empresas sociales. Vemos en el Gobierno un interés muy importante en apoyar todos los temas de inno­vación, de creatividad y de emprendedurismo. De hecho tenemos varios pro­gramas en distintos minis­terios que apuntan un poco a eso, desde el lado de polí­ticas públicas, de incenti­vos públicos, para seguir potenciando ese ecosis­tema, como lo es la mesa público privada de eco­nomía naranja o creativa, donde participan varias agencias del Estado, la sociedad civil y el sector privado para crear una fuerza innovadora.

PERFIL

MARÍA FLORENCIA ATTADEMO-HIRT

Nacionalidad: Argentina

Cargo: Country Manager/ Representante del Grupo Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en Paraguay desde el 2018.

Con una trayectoria de más de 20 años en el organismo internacional, previo a Paraguay, fue representante de país del Grupo BID en Bahamas, desde el 2015 hasta junio del 2018.

Cuenta con un J.D (Juris Doctor) o Doctorado en Jurisprudencia de la Universidad Nacional del Litoral, en Argentina, y un LL.M (Máster en Leyes) de la Facultad de Derecho de la Universidad de Chicago.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar