La innovación que se está potenciando en la Corte Suprema de Justicia apunta a la despapelización de los tribunales, además de agilizar los procesos y ofrecer a los usuarios de Justicia y la ciudadanía mayor transparencia en las resoluciones judiciales.

La Corte Suprema de Justicia pretende derrotar la burocracia de los trámites judiciales que, en muchos casos, se constituyen en un viacrucis para la ciudadanía de nuestro país, apostando a la implementación del expediente electrónico. Es así que durante el 2019 se potenció más y de manera más efectiva la tramitación electrónica en los juzgados civiles y comerciales, juzgados penales de garantías y especializados, además de en los tribunales de Apelación Civil y Penal, respectivamente. El proyecto de expediente electrónico se inició a finales del 2016 y hoy tiene avances muy positivos.

Actualmente, la firma digital de resoluciones ya se implementa en los juzgados del fuero Civil y Comercial de la Capital, así como en los doce juzgados penales de Garantía de Asunción y en la Oficina de Atención Permanente. También, los seis juzgados de Justicia Letrada fueron reconvertidos a juzgados electrónicos de Primera Instancia.

De acuerdo a los datos recolectados por los encargados del expediente electrónico, 1.603.461 actuaciones se gestionaron por los juzgados en horario laboral; mientras que 177.724 actuaciones se tramitaron fuera del horario laboral. Unas 645.592 notificaciones y 140.604 oficios se generaron electrónicamente por los juzgados de Primera Instancia de la Capital. Estos números demuestran el alcance de la implementación en solo cuatro años y confirman que es el camino a seguir para dar respuestas más rápidas a los usuarios de Justicia.

Asimismo, la implementación de la notificación electrónica a todas las partes intervinientes en causas del fuero civil y comercial repercutió en la agilización de los procesos. Al firmar digitalmente una resolución, esta es numerada automáticamente y depositada en la bandeja de notificaciones de las partes, evitándose así tiempos muertos en los procesos, atendiendo que no es requerido el concurso de una persona para llevar físicamente la notificación o para realizar la numeración manual de las resoluciones en los casos penales.

Llevar adelante el proyecto de expediente judicial electrónico requirió que la Corte Suprema de Justicia transformara el esquema antiguo de labor y la infraestructura física, para lo que desplegó áreas comunes de trabajo, como salas de audiencias, áreas de información, entre otras, así como una reorganización de los puestos de trabajo.

En este escenario, la máxima instancia judicial sigue con la misión de capacitar a los profesionales del derecho para utilizar adecuadamente y aprovechar el sistema del expediente electrónico.

Cámara civil con oficio electrónico

El Tribunal de Apelación del Fuero Civil y Comercial también implementa los oficios electrónicos, a fin de despapelizar los tribunales y agilizar los procesos judiciales.

“El trabajo de los tribunales está vinculado directamente con la labor de los juzgados de Primera Instancia, y en tal sentido se utiliza este sistema de gestión electrónica que, entre otros beneficios, evita la impresión de las actuaciones y de las adecuaciones para la revisión de los fallos resueltos por los tribunales de Apelación”, explicó el ministro de la Corte, Alberto Martínez Simón.

El alto magistrado agregó que se están ultimando los detalles para seguir con la distribución de nuevos equipos informáticos a jueces y actuarios judiciales; indispensables para el funcionamiento del sistema de gestión que “propicia la transparencia y seguridad a los justiciables”.

Cámara en lo Penal contará con oficio electrónico

En el marco de la Acordada 1268/18, semanas atrás se realizó la presentación del oficio judicial electrónico para tribunales de Apelación Penal de la Capital. Durante una reunión de trabajo se informó sobre los pormenores en cuanto a la aplicación de los oficios electrónicos y el proceso de despapelización, así como sobre la implementación de la Acordada 1268/18.

La reglamentación mencionada implica que los tribunales no exijan la impresión de las actuaciones electrónicas de las instancias previas, y puedan visualizar directamente las mismas en forma digital, para dictar las resoluciones que correspondan. En julio de este año se prevé empezar a realizar las tramitaciones electrónicas en los juzgados de Apelación Penal de la Capital.

Cabe señalar que primero se aplicarán en cuatro salas del Tribunal de Apelación Penal, incluyendo cada una de las secretarías durante el mes en curso. Esto obedece al objetivo de potenciar el uso de la tecnología en los procesos judiciales, logrando así la transparencia, accesibilidad y seguridad.

Por otra parte, se comunicó a los magistrados y funcionarios que se entregaron tres equipos informáticos por secretaría, es decir, 12 en total, y que se proveerá de un equipo con monitor doble a cada miembro del tribunal, así como cuatro equipos de escáner de manera a que cada despacho tenga el suyo.

Código QR

Por otro lado, mediante la Acordada N° 1335/19 “Que aprueba el instructivo del expediente judicial electrónico y la tramitación judicial electrónica”, la Corte aprobó el uso del código QR en documentos emitidos por los juzgados, a fin de garantizar la transparencia y seguridad en las actuaciones, así como brindar mayor comodidad y fortalecer los controles contra posibles fraudes e irregularidades.

En el punto 9, la Acordada establece que se implementará el código QR en las actuaciones judiciales que lleven firma digital, lo que permitirá validar la actuación a la que pertenece el documento, los datos del expediente, y corroborar el mismo con su formato digital original. Los actuarios podrán utilizar una aplicación del “Lector QR” desde cualquier dispositivo para certificar.

Esta nueva herramienta de seguridad es la evolución del código de barras, que ahora es bidimensional cuadrado, o matriz de puntos, que puede almacenar los datos codificados. Al escanear un código QR utilizando el teléfono inteligente se obtiene un acceso inmediato a su contenido.

La información que contendrá será un código encriptado de identificación del expediente y documento asociado al mismo. Es decir, al ser escaneado el código, en la pantalla del dispositivo se visualizará el contenido del documento. Este proceso permitirá verificar la validez y la originalidad del documento digital, evitar el traslado físico del profesional a tribunales para retirar en formato papel los documentos, permitiendo que los imprima desde la comodidad de su oficina y los diligencie personalmente. Así también, toda institución pública o privada puede verificar la validez del documento con el “Lector QR”, de validez y circulación internacional.

Los documentos que contarán el código QR son aquellos firmados digitalmente por los jueces y actuarios, como por ejemplo providencias, autos interlocutorios, sentencias definitivas, actas, informes, oficios y mandamientos. Asimismo, la herramienta será aplicada en todos los juzgados que cuenten con el trámite y expediente electrónico.

Dejanos tu comentario

15H

Docentes declararon cuarto intermedio a la huelga y hoy se retomaron las clases, ¿qué opina?

Click para votar