• Por Rocío Gómez

La institución en sus 38 años de vigencia tuvo 25 titulares, de los cuales muchos fueron procesados por corrupción y ninguno organizó como debía la entidad.

Pese a que los indígenas se encontraban en el país antes de que Paraguay sea constituido como tal, recién el 8 de noviembre de 1958 se creó un Departamento de Asuntos Indígenas dentro del Ministerio de Defensa Nacional, por decreto presidencial Nº 13141. Asimismo, no fue hasta 1981 que esta dirección se convirtió en el Instituto Nacional del Indígena, como entidad autárquica por la Ley 904, con edificio propio ubicado en la calle Don Bosco, entre Haedo y Humaitá, que establece que debe ser dirigida por un presidente; con un tiempo de 5 años en sus funciones. En sus 38 años de vigencia, asumieron 25 presidentes de los cuales ninguno logró completar los años de administración establecidos.

La institución no cuenta con un historial digital o impreso, debido a los acontecimientos dados luego de la destitución de Margarita Mbywangi (2008/2009), cuando las dependencias del Indi fueron trasladadas a diferentes direcciones, el local fue ocupado por los indígenas por lo que la mayoría de los archivos fueron destruidos o extraviados en las varias mudanzas.

Un archivo oficial que se inicia con esta justificación introduce a la real problemática del Instituto Paraguayo del Indígena, el estado de abandono, las numerosas mudanzas y la desorganización existente en la entidad.

Los primeros presidentes del Indi fueron todos militares. El dictador Gral. Alfredo Stroessner (1954-1989) puso en el cargo al Gral. Marcial Samaniego (ANR) y al Gral. Germán Martínez (ANR). Al ser derrocado Stroessner, su sucesor Andrés Rodríguez Pedotti (1989-1993) colocó otro titular castrense, el Gral. Adolfo Samaniego (ANR). Más tarde, pasó a ocupar la presidencia del Indi el politólogo diplomático Numa Mallorquín (ANR). Durante el gobierno de Juan Carlos Wasmosy Monti (1993-1998) continuaron tres políticos colorados con la titularidad: Federico Doldán, Valentín Gamarra y Julio Colmán. El primer caso de malversación de fondos fue investigado durante la administración de Valentín Gamarra, que en 1998 sobrefacturó inmuebles y fue condenado a 7 años de prisión.

Raúl Cubas Grau (1998-1999) colocó a Martín Lezcano (Unace). Luis Ángel González Macchi (1999-2003) nombró a Optaciano Villamayor (ANR), Leny Pane de Pérez (ANR), Olga Rojas de Báez (ANR) y al Cnel. Óscar Centurión (ANR), que fue grandemente apreciado por los nativos debido al Proyecto de Fortalecimiento del Indi que llevaba a cabo. En los días de la asunción de Nicanor Duarte Frutos (2003-2008), solicitaron que no sea cambiado el titular del Indi. Desoyendo el pedido, Nicanor colocó al frente a Marta Dávalos (ANR) por Decreto Nº 6054 el 24 de julio del 2003. Dávalos inició su administración prometiendo asistencia a las comunidades indígenas, quienes en ese momento lo que pedían era la urgente modificación de la Ley 904, para tener participación en la política del Estado. Esta modificación llegaría recién en el 2005.

Luego asumió Augusto Fogel (Partido Demócrata Cristiano) por Decreto Nº 7432 el 3 de mayo del 2006. Al inicio de su gestión, prometió tramitar títulos de tierras y promover la producción agrícola en las comunidades para que logren la independencia y el autoconsumo. Su administración llegó al fin cuando entró en grandes discusiones por pedidos cuantiosos de hectáreas por parte de algunos líderes. Sin embargo, Augusto Fogel no salió por la puerta de atrás. Su salida se debió a un cambio de gobierno. Al salir, seguía dando indicaciones sobre las tareas que quedaban por hacer, como consolidar la institucionalidad, fomentar proyectos de desarrollo, coordinar acciones con ministerios y fortalecer el Mercosur indígena.

MBYWANGI

Al asumir Fernando Lugo (2008-2012), buscó cambiar la historia designando a una autoridad indígena del Indi. Margarita Mbywangi (Partido Popular Tekojoja) asumió entonces como la primera y hasta ahora única presidenta indígena aché por Decreto Nº 56 con un gran festejo tribal el 18 de agosto del 2008. Ella, como lideresa indígena, tenía muy claras las necesidades de los pueblos indígenas. Margarita planeaba trabajar por el bienestar, la alimentación, la provisión de agua potable, la asistencia a la salud de indígenas de la Región Oriental, como también, por becas para carreras universitarias. Respecto al Indi, planeaba su descentralización, mejor utilización del dinero de las gobernaciones, mayor accesibilidad a indígenas del interior para que no deban trasladarse hasta Asunción y más. Los planes y la proyección eran utópicos.

Lamentablemente, la novedad duró poco, empezando por el descontento de numerosos líderes indígenas que rechazaban que se elija a una mujer y a un pueblo indígena en específico. Cuatro meses duró su gestión, Lugo terminó destituyéndola y asignando como encargado de despacho a Horacio Galeano Perrone (ANR), ministro de Educación, por Decreto N° 1132 el 19 de diciembre del 2008. Lugo se mantuvo firme en su decisión, pese a que los pueblos indígenas pedían que el titular vuelva a ser uno de ellos.

PRIMERA MUDANZA

Perrone, por su parte, decidió la primer mudanza del Indi, pese a ser una de las pocas instituciones públicas con edificio propio. Trasladó el Indi a dos escuelas, Stella Marys y José Berges, “por una cuestión de estrategia”. Por un lado, buscaba albergar a los indígenas que esperaban en la ciudad por sus trámites, y por el otro, para evitar que el edificio sea sitiado por ellos. Galeano ejerció el cargo por 5 meses, cuando renunció y en su lugar fue nombrado el médico concepcionero Hugo Marciano Medina Huerta como encargado de despacho por el Decreto Nº 1981 del 6 de mayo. Hugo Medina tomó nuevamente la drástica decisión de trasladar el ente a un local alquilado sobre la Avda. Mcal. López esq. Tte. Cnel. Irrazábal, al lado de la Embajada de Brasil. En ese lapso, nuevamente se extraviaron y destruyeron otra partida de invaluables documentos. Medina se mantuvo en el cargo otros 5 meses, y fue reemplazado por Lida Beatriz Acuña Quiñónez, especialista en derechos étnicos de la Fiscalía General del Estado, a través del Decreto Nº 2754.

Acuña entonces se enfrentó a la destrucción y desaparición de 98% de documentos y títulos de propiedad de comunidades indígenas. La ex fiscala denunció que encontró el edificio en Don Bosco en lamentables condiciones y acusó a los predecesores de grave falta al deber de cuidado sobre el patrimonio del Estado y de los indígenas. Lida terminó renunciando por motivos de salud.

Luego Fernando Lugo la reemplazó con Óscar Ayala Amarilla (Partido Kuña Pyrenda) por Decreto N° 7928 el 9 de diciembre del 2011. Frente a la problemática del robo de títulos de tierras, Ayala asumió prometiendo políticas de DDHH que devuelvan la protección legal a las tierras indígenas.

ERA FRANCO

Al subir Federico Franco (2012-2013), designó al titular que luego fue condenado a 10 años de prisión, el conocido por malversación de fondos Rubén Quesnel (PLRA).Bajo la administración de Quesnel, se realizó otro traslado de la institución a un depósito del Abasto, que también contó con destrucción y pérdida de valiosísima documentación.

Rodolfo Manuel Aseretto (PLRA) subió como titular por Decreto N° 10915 el 13 de julio del 2013, y debió traer orden a la casa, devolviendo en primer lugar sus tierras a los Enxet de Sawhoyamaxa y a la comunidad Yakye Axa. Palabras que marcaron su discurso inicial fueron “puertas abiertas”, “grupos migrantes”, “prostitución y drogadicción de menores”. Aseretto es abogado y ya era bien conocido por llevar casos de DDHH ante la Justicia. Terminó renunciando pese a que los mismos indígenas le rogaron permanecer.

Fuertes protestas indígenas caracterizaron la administración de Jorge Aníbal Servín Segovia (sin partido político), designado por Horacio Cartes (2013-2018) por Decreto N° 52, el 20 de agosto del 2013. Una de las medidas tomadas por los indígenas fue encerrar a los funcionarios por espacio de 3 horas en el edificio de Don Bosco. El clima de violencia denunciado hizo que Cartes lo separara del cargo ese mismo día.

Aldo Zaldívar (ANR) fue rápidamente designado titular por Decreto N° 4490 en fecha 27 de noviembre del 2015. Cartes instó a Zaldívar a “luchar por la dignificación de los pueblos originarios”. Antes ostentaba el cargo de jefe de operaciones de la Secretaría de Emergencia Nacional (SEN). La problemática con Zaldívar llegó en noviembre del 2015, cuando ubicó a su pareja sentimental en el Indi como su secretaria privada, Susana Ramírez Ávila, quien se desempeñaba como funcionaria de la SEN.

ERA “MARITO”

Tras él, llegó Mario Abdo Benítez (2018-actualidad) quien designó por Decreto Presidencial Nº 69 a la polémica Ana María Allen Dávalos como presidenta del Indi el 21 de agosto del 2018. Abdo Benítez mismo se comprometió a escuchar más de cerca los pedidos de los indígenas, pero puso en el cargo a una presidenta que no hablaba guaraní. El mayor reclamo por parte de los 19 pueblos bajo su figura fueron las “puertas cerradas” del Indi y el asistencialismo que realizó. Los indígenas también sitiaron y cerraron el edificio del Indi. Esto trajo diversas consecuencias, como el traslado del Indi a una localidad castrense.

La decisión del traslado pareció controlar la situación, pero los indígenas se hicieron escuchar el histórico viernes 11 de octubre cuando líderes Angaité y de otros pueblos del Chaco bloquearon por más de 11 horas el Puente Remanso, pidiendo la renuncia de Allen. Ni la fuerza militar pudo protegerla del reclamo nativo, por lo que terminó cediendo y saliendo de un cargo que los indígenas insistían que nunca debió ocupar.

El 14 de octubre se inició una nueva era para los pueblos ancestrales. Bajo el Decreto Nº 2683 Mario Abdo asignó en el cargo a Édgar Gustavo Olmedo Silva (ANR), ex intendente de Cnel. Oviedo.


Dejanos tu comentario

17H

Dany Durand puso a disposición su cargo, ¿Mario Abdo debería destituirlo?

Click para votar