COMENTARIO

Por José Cantero, presidente del BCP

De primera impresión desde el Banco Central es que no vemos una transmisión muy directa, en lo que hace a ese tipo de efecto (cepo cambiario en Argentina) en el mercado cambiario local. Una persona que venga con pesos para comprar dólares, difícilmente tenga aceptación en una transacción en el mercado cambiario, ya que esa entidad o esa persona que quiera hacer esa transacción del lado paraguayo después va a tener que deshacerse de los pesos. Tampoco es una operación sencilla, va a tener que exportar pesos, entonces quizás la ligación ahora con el entendimiento que tenemos no es muy estrecha en cuanto al efecto que pueda tener en el mercado cambiario.

El cepo en el mercado, cuando operó el mercado blue también en Argentina, en aquel entonces, de acuerdo a lo que estuvimos rememorando, no ocasionó ningún impacto así en el mercado cambiario local. Sin embargo, creo que ningún país es totalmente inmune, pero creo que si en algo somos inmunes es en no tomar prácticas o medidas totalmente distorsivas, mercantilistas, que restrinjan la libertad económica, como está haciendo Argentina.

El vecino país comenzó la semana pasada arbitrando medidas de alargar plazos de títulos de deudas de compromisos de forma unilateral por medio de decretos, probablemente por medio de aprobación de leyes de un paquete importante; y esta semana ya fueron ampliando hacia la restricción en el mercado cambiario. Esto impuso límites y también la restricción en los flujos de capitales, la imposibilidad de poder remesar al exterior dividendos, de poder remesar al exterior flujos por encima a ciertos umbrales.

También medidas que, si vemos nuestra historia económica en 1940, con Higinio Morínigo, todas las exportaciones se tenían que liquidar, todos esos dólares que entraban frutos de las exportaciones, se tenían que liquidar en equis días y tenían que ser absorbidos en ese entonces por el Banco del Paraguay, pero yo creo que Argentina puede seguir escalando en estas medidas, porque de acuerdo a las noticias que leemos la gente está muy acostumbrada, porque ya conoce estos episodios y puede esto impactar también a su sistema bancario, con retiros de depósitos, retiro de dólares y ya conocemos todas esas experiencias.

Hoy nos encontramos en Paraguay con fortaleza en todos los sentidos y todas las medidas que tomamos, no voy a decir en los últimos tres meses pero sí en los últimos 10 años o 15 años, fueron medidas muy sensatas y acordes. Esto es como el jugador de fútbol que tiene una rotura de ligamento de menisco y ahí tienes dos opciones, o te drogas para seguir jugando y calmas el dolor de la inflamación a través de una fisioterapia, un tratamiento, donde asimilas el dolor, cosa que son modelos distintos. En Paraguay es preferible asimilar el dolor, hacer un tratamiento, pero no afectar el crecimiento potencial.