Son tres los casos que dejan al descubierto, mínimamente, irregularidades en los concursos públicos de oposición llamados por la cartera estatal.

A siete meses del inicio del año lectivo en Paraguay, aún existe un faltante de 110 docentes en aulas de 65 instituciones educativas de todo el país. Situación inexplicable, considerando que la Ley General de Educación Nº 1725 faculta al ministro de turno a contratar docentes interinos mientras se convoca a un concurso o bien a hacerlo durante el periodo de un año para no paralizar las clases. Además, existe el Banco de Docentes Elegibles (BDEE) con 20.000 educadores en reserva, habilitados para interinar en casos como este. Los mismos rindieron y aprobaron exámenes de concurso.

Sin embargo, el Ministerio de Educación y Ciencias (MEC), encabezado por Eduardo Petta, llamó a concurso hasta para contratar interinos, siendo que esta figura ya es extraordinaria. Y, lo que es peor, existen denuncias de irregularidades en estas convocatorias. Por ejemplo, se convocan o desconvocan instituciones con rubros existentes por supuestos “caprichos” o “deseos de favorecer” a algunos postulantes y perseguir a otros. Como muestra de que el proceso es altamente vulnerable, se detallan tres casos concretos en dos instituciones educativas, una, la Escuela Nacional España, de San Lorenzo, y otra, la Escuela Raúl Peña, de J. Augusto Saldívar.

“SICÓLOGA AGITADORA”

Durante cinco años, Martha Corrales asistió a la Facultad de Filosofía de la Universidad Nacional de Asunción (UNA) para recibirse de sicóloga. Más tarde realizó un postgrado en Didáctica Universitaria con miras a cumplir su sueño: ejercer la docencia. Actualmente, está en calidad de sicóloga contratada en el Programa de Primera Infancia de la Unidad Ejecutora de Programas y Proyectos (UEPP) y forma parte del plantel de la Escuela España.

Desde junio pasado, Martha intenta sin éxito lograr su estabilidad laboral con el rubro docente. Pero hasta el momento no consigue siquiera candidatarse al rubro de su escuela, porque en su cuenta del Sistema Integrado para la Gestión del MEC (SIGMEC) no le da la opción de ingresar. Hecho llamativo, considerando que colegas de otros colegios sí tienen la posibilidad de hacerlo. Según ella, su cuenta fue “adulterada”.

La profesional sostiene que todo empezó en noviembre del 2018, cuando con un grupo de colegas reclamó el pago de aguinaldo, ganándose el mote de “sicóloga agitadora”. El hecho habría llegado, supuestamente, a oídos de Petta. No obstante, fue recontratada en el Programa de Primera Infancia de marzo a diciembre del 2019, nuevamente, en la Escuela España.

En abril de este año, Martha ingresó a datos abiertos de la Secretaría de la Función Pública (SFP) y al buscar su nombre se percató que figuraba ya desde enero del 2019, dos meses antes de la fecha estipulada en el contrato. Entonces, solicitó explicaciones a la Dirección de Educación Inicial (DEI) y a la UEPP, pero no recibió respuesta alguna.

ESCUELA ESPAÑA

En mayo de este año se convocó a un concurso público de oposición para el rubro de sicólogo en la Escuela Nº 23 España, donde Corrales cubre el área en calidad de contratada. Con la expectativa de conseguir estabilidad, se presentó al concurso e inició todos los procesos.

La convocatoria a nivel institucional exigía a los postulantes formar parte del cuadro de personal de la institución desde noviembre del 2018 y estar en el BDE. Martha cumplía con ambos requisitos.

Sin embargo, de la noche a la mañana, la Escuela España fue levantada de la lista de convocatorias. Un día antes de que “desaparezca” de la lista, una docente y también sicóloga, que prefirió no dar su nombre por temor a represalias, relató que desde la Dirección de Educación Inicial (DEI) la contactaron y ofrecieron ganar el rubro de sicóloga de la Escuela España, incluso, a pesar de no cumplir con todos los requerimientos exigidos en el concurso.

“No queremos que Martha Corrales se quede en la Escuela España y si no aceptas, levantamos de la convocatoria a la institución y se queda sin rubros”, recordó que le dijeron y precisó que se negó a aceptar la propuesta. Por tanto, la institución fue desconvocada.

En julio, la Escuela España volvió a la convocatoria a nivel nacional, suponiendo que no existe candidato alguno dentro de la propia institución que cuenta con el rubro. Martha intentó candidatarse vía SIGMEC, pero no pudo. “Me aparecían otros rubros, pero no de sicóloga, mientras que a otras compañeras sí. Una incluso hizo captura de pantalla y me la envió, se sorprendió por lo que pasaba. Por esta razón, creo que adulteraron mi cuenta”, relató.

“NADA SE PUEDE HACER”

Ante esto, recurrió a las direcciones de Personal y Concursos del MEC donde le negaron la existencia de irregularidad alguna. No obstante, ella tiene en su poder el facsímil de un memorándum DMP Nº555/2019 con fecha del 10 de julio del 2019, remitido por la Dirección de Movimiento de Personal a la Dirección de Monitoreo y Seguimiento, donde se solicita “desconvocar” del concurso el 06/2019 a siete instituciones, entre ellas, la Escuela España, a solicitud de los directores departamentales. El documento cuenta con el sello y firma de Roxana Espínola de Jara, de la Dirección de Movimiento de Personal del MEC.

Martha siguió buscando una respuesta y se acercó hasta la Dirección Departamental, donde la directora Elizabeth Vera le confirmó que si bien ella reúne todos los requisitos y tiene un buen desempeño laboral, existe una animadversión en su contra y que “no puede hacer nada” al respecto.

“La directora Vera me dijo: acá hay algo, eso sabemos, pero yo no me voy a meter, no me quiero involucrar”, relató Corrales sobre lo conversado con la alta funcionaria. A pesar de todo, el sueño de Martha continúa.

ESCUELA BÁSICA RAÚL PEÑA

Un caso similar al de Martha se registró en J. Augusto Saldívar; en la Escuela Básica Raúl Peña, donde una docente reconoció públicamente que “le ayudaron” a ganar el rubro docente en el concurso 06/2019 “para Sicólogos de Primera Infancia”. Ella no reunía todos los requisitos, entre ellos, estar en el cuadro de personal de la institución desde noviembre del 2018. Se trata de Cynthia Galván Bracho, quien tenía una docente contrincante en la misma escuela, con mayor puntuación a nivel de certificación, pero que sin embargo perdió.

En un audio, la misma Galván Bracho reconoce que recibió ayuda. “No soy la única, hay otros casos que pasaron por eso de que no estaban incluidos en el cuadro de personal del 2018, y ellos, los de la DEI, vieron la manera de ayudar”, refirió en un audio enviado en grupos de WhatsApp.

SISTEMA “NO PUEDE SER ADULTERADO”

“En el proceso de selección de docentes por sistema, del BDEE, es prácticamente imposible que se registren casos de adulteración de los resultados, por las reglas informáticas aplicadas que cuentan con un soporte tecnológico totalmente auditado. Es el mecanismo más ágil, efectivo y transparente para la cobertura de puestos vacantes”, explicó Jorge Martínez, director general del MEC.

No obstante, estos casos, por lo mínimo irregulares, demuestran que los procesos de los concursos son vulnerables, ya que no siempre gana quien reúne todos los requisitos y está más capacitado, sino aquel que tiene buenos amigos en la DEI.