1 MEJORA LA SALUD INTESTINA

El estreñimiento nunca ha dejado de ser un problema para las personas, por lo que siempre recomien­dan tomar un yogur antes de acostarse para reducir la inflamación durante la noche y favorecer al aumento de bacterias úti­les, presentes en este ali­mento, en el intestino.

2 AYUDA A TENER UN SUEÑO SALUDABLE

El yogur contiene un ami­noácido llamado triptó­fano, cuya función consiste en promover la producción de melatonina, responsa­ble de la regulación del sue­ño-vigilia, y serotonina, la tan famosa “hormona de la felicidad”. Por eso, beber este lácteo, además de mejo­rar tu estado de ánimo, te ayudará a dormir mejor y más profundamente.

3 FAVORECE LA PÉRDIDA DE PESO

Muchos nutricionistas reco­miendan su consumo como colación después de la cena y antes de acostarse porque, al estar compuesto de proteínas y ser bajo en grasas, fomenta la sensación de saciedad, por lo que impide que te despiertes a mitad de la noche a buscar un antojo. Además, dependiendo de su presentación, no representa un aporte calórico muy elevado. Por ejemplo: es mejor consumir un yogur natural y sin azúcar que los que vienen con “sabor a”, ya que generalmente estos tienen más azúcares.

Hay muchas razones por las cuales deberías incluir el yogur en tu dieta, pero en esta ocasión te contamos tres efectos positivos que trae consumirlo por la noche antes de ir a dormir.

Dejanos tu comentario