Gregorio Papo Morales, acusado por homicidio doloso por el crimen del joven Robert Fabián Marín, logró una vez más suspender el inicio del juicio oral y público, recusando al tribunal de sentencia que tenía a su cargo juzgarlo.

Los jueces recusados son Federico Rojas, Fabián Escobar y Juan Pablo Mendoza, quienes deberán informar al tribunal de apelación si rechazan la recusación presentada por el acusado. Una vez que se resuelva dicha recusación recién se podrá fijar la fecha para el inicio de la audiencia oral para los dos acusados.

Los familiares del joven fallecido exigen justicia y que se castigue las chicanas que se presentan en el caso, que hacen que no se pueda llevar a cabo el juicio oral y público. Piden la intervención de los ministros de la Corte para que se pueda agilizar el juicio oral.

Te puede interesar: Confirman prisión de acusado en caso Bombas Molotov

Antecedentes

De acuerdo a la investigación fiscal, las imágenes de lo sucedido quedaron registradas en el circuito cerrado instalado en las inmediaciones del sitio. En las grabaciones se puede observar cómo un hombre bajó de una camioneta de color blanco, abrió la puerta de un automóvil negro y efectuó disparos con un arma de fuego.

Luego volvió a subir a su vehículo y se dio a la fuga junto con una mujer. El hombre fue identificado como Gregorio “Papo” Morales y la mujer Cynthia Burgos, su pareja. Ambos están imputados y procesados. Anteriormente, Morales fue detenido en el 2019 por haber amenazado a punta de rifle a un hombre, hecho que fue filmado en un video que luego se volvió viral.

Podés leer: Tras operativo antidrogas hallan dos toneladas de drogas en reserva natural

Dejanos tu comentario