El juez penal de Garantías Gustavo Amarilla decretó la rebeldía y ordenó la captura de Marcio Ariel Sánchez, alias Aguacate, sindicado como jefe de sicarios de Pedro Juan Caballero. El mismo está imputado y procesado por lavado de dinero. La resolución para ordenar la rebeldía y captura se dio a conocer luego de que el imputado no asistió a su audiencia de imposición de medidas cautelares.

En caso de que Sánchez, alias Aguacate, sea detenido en nuestro país deberá ser puesto a disposición del Ministerio Público y luego tendrá que comparecer ante el juez Gustavo Amarilla para la audiencia de imposición de medidas cautelares en la que se definirá si va a prisión o no.

En esta causa está procesada Gudelia Vargas, pareja de Marcio Ariel Sánchez. La misma ya se encuentra privada de su libertad en la Penitenciaría Nacional de Mujeres Casa del Buen Pastor. El 15 de junio pasado, el fiscal Osmar Legal imputó a ambos por lavado de dinero.

Te puede interesar: Piden que René Fernández pague gastos del juicio oral de exministros de Corte absueltos

Según el Ministerio Público, Sánchez es sindicado como el jefe de un grupo de sicarios que opera en la zona del departamento de Amambay y es el poseedor de una gran fortuna, pero no registra actividad laboral alguna. Semanas atrás, se llevaron a cabo más de 20 allanamientos en busca de Aguacate, pero lastimosamente no se pudo lograr su detención. El imputado cuenta con bienes multimillonarios, entre ellos caballos de carrera, una estancia y otros bienes.

De acuerdo a los investigadores, Marcio Sánchez era custodio de Jorge Rafaat, quien fue asesinado en el 2016. Posteriormente Aguacate creo su propio equipo de sicarios y comenzó a operar en estancias en la zona del departamento de Amambay. Se maneja la información que Sánchez contaba con más de 70 hombres a su disposición.

Podés leer: Quedó firme extradición de mexicano procesado por narcotráfico en EEUU

Dejanos tu comentario