El juez de Delitos Económicos, José Agustín Delmás, resolvió elevar a juicio oral y público el proceso penal por lesión de confianza que soporta el actual intendente de Arroyito, Samuel González, quien habría malversado más de G. 709.600.000, provenientes de los Royalties y Fonacide.

Los demás procesados, Martín Dávalos, Claudio Bartolomé y Elpidio Cardozo, aceptaron el procedimiento abreviado y fueron condenados a 2 años de prisión, con suspensión a prueba de la condena, lo que significa que estarán sometidos a varias reglas de conducta e inhabilitación para el ejercicio de la función pública.

Te puede interesar: Juez reitera orden de captura contra la empresaria Dalia López

Estela González ya se había acogido días atrás a dicho procedimiento abreviado y también fue condenada a 2 años de cárcel, con suspensión a prueba. Mientras que Silvino Ortiz fue sobreseído provisionalmente.

Asimismo, el juez levantó la rebeldía de Samuel González, ya que el pasado 7 de julio debía iniciarse la audiencia; sin embargo, el principal encausado no se presentó y tampoco justificó su ausencia.

De acuerdo a la acusación del fiscal Osmar Legal, se comprobó un perjuicio patrimonial de G. 709. 600.000 en obras no ejecutadas en los años 2018 y 2019, y hasta la fecha se mantienen en ese estado. Debían ser realizadas ocho obras, como baños en escuelas, aulas, canchas de fútbol, plazas; no obstante, varias de las obras no fueron ejecutadas.

Podes leer: Corte fijó para el 12 de noviembre el examen para acceder al registro notarial

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar