La Sala Civil de la Corte Suprema de Justicia, integrada por los ministros Eugenio Jiménez, Alberto Martínez Simón y César Garay Zuccolillo, deben resolver las recusaciones que se promovieron en contra de los jueces del Chaco Blas Cabriza, Eduardo Medina, Amado Yuruhan, César Rojas y Digna Ocampos, en el marco de un juicio civil donde está en juego unas 12 mil hectáreas en el departamento de Boquerón.

El caso no puede avanzar debido a que los altos magistrados deben analizar si corresponde ratificar la competencia de los jueces en el juicio civil que a su vez deberán analizar los incidentes que se presentaron en el litigio judicial caratulado Dionisio Garcete Fleitas contra una firma agro ganadera Agroosa.

Te puede interesar: “Peritos no encontraron ninguna irregularidad en inmuebles de OGD”, dice defensor

En manos de los integrantes de la máxima instancia judicial está destrabar el proceso y permitir que siga su curso. En los últimos días el pleno ha dado señales claras que se debe agilizar el estudio de las recusaciones que se presentan al solo efecto de dilatar el juicio. Es más el ministro Alberto Martínez Simón es proyectista de una ley denominada antichicana.

Podes leer: Encuentran sana y salva a niña de 12 años desaparecida en Mariano Roque Alonso

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar