La fiscala Zunilda Ocampos Marín, de la Unidad Especializada Antisecuestro, presentó imputación contra Adán Fernando Centurión Bobadilla por simulación de un hecho punible y extorsión por haber presuntamente simulado su propio secuestro para exigir un pago de rescate a sus familiares.

Refieren los datos que el 4 de mayo del presente año, a las 10:09 aproximadamente, la ciudadana Laura Verónica Centurión Bobadilla se presentó en la Comisaría 16 de la localidad de María Auxiliadora, departamento de Itapúa, y denunció el supuesto secuestro de su hermano Adán Fernando.

La recurrente mencionó que esa mañana, a las 8:21, recibieron videos y mensajes de textos en el grupo de Whatsapp familiar, que integran ella, su hermana Liz Yolanda y el supuesto secuestrado.

En las imágenes aparece Adán Fernando supuestamente privado de su libertad en la habitación de una casa, maniatado hacia atrás, con amenaza de que sería asesinado en caso de que los familiares no pagaran G. 30 millones para las 13:00 de ese mismo día. Los videos y mensajes provienen del mismo teléfono de la supuesta víctima.

Te puede interesar: Delio Vera Navarro fue electo presidente de la Asociación de Jueces del Paraguay

Tras recibir la denuncia, la Fiscalía y la Policía Antisecuestro iniciaron el trabajo investigativo y obtuvieron informaciones sobre el posible paradero del joven en la capital del Alto Paraná.

De esa manera, llegaron hasta el hotel denominado Pionero, ubicado en la calle Arturo Garcete casi avenida 1º de Mayo del Barrio Obrero de Ciudad del Este. Allí, los intervinientes confirmaron que estaba hospedado en el lugar desde el 23 de abril pasado.

Los integrantes de la comitiva fiscal-policial conversaron con el dueño del establecimiento, Mariano Vergara, quien autorizó el ingreso y verificación de la habitación Nº 19. Al golpear la puerta, salió el joven en paños menores, sin atadura, totalmente libre, confirmándose en ese momento la simulación.

En poder del hombre fue hallado el aparato celular, del cual fueron enviados los mensajes y videos al grupo de Whatsapp de la familia y donde se exigió la suma de 30 millones por la liberación del supuesto secuestrado. A raíz de esta situación, el sospechado fue aprehendido y quedó a disposición del Ministerio Público. El mismo compareció este 5 de mayo en sede de la Fiscalía de Ciudad del Este, acompañado de la defensora pública Gloria Arce, y se abstuvo de prestar declaración indagatoria en virtud de su derecho constitucional.

Finalmente, la fiscala Zunilda Ocampos decidió el procesamiento de Centurión Bobadilla y requirió al Juzgado Penal de Garantías su arresto domiciliario, considerando que los hechos imputados son delitos.

Podés leer: Experto en perfiles falsos para extorsionar fue condenado a siete años de prisión

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar