La Justicia condenó a Justo Pastor Cárdenas, extitular del Indert, a cuatro años de pena privativa de libertad tras haberlo encontrado culpable del delito de enriquecimiento ilícito durante su gestión en el ente rural. Sus hijos, que estaban procesados por lavado de dinero, fueron absueltos.

El Tribunal de Sentencia, presidido por el magistrado Emanuel Aguirre y conformado por las juezas Rossana Maldonado y Blanca Gorostiaga, encontró al exfuncionario culpable del hecho punible de enriquecimiento ilícito en el desempeño de las funciones públicas.

El colegiado que juzgó a Cárdenas encontró elementos para declarar la absolución de culpa y pena para sus hijos Justo Cárdenas Pappalardo, María Cárdenas y Alán Cárdenas, quienes también fueron enjuiciados pero por el supuesto hecho de lavado de dinero. Asimismo, el jurado resolvió el comiso de bienes del condenado a favor del Estado.

En el marco de esta causa, Cárdenas estuvo recluido pero luego logró su libertad ambulatoria. Al respecto, el Tribunal consideró que continuará en libertad hasta que se confirme la condena en la Corte Suprema de Justicia. De esta manera, el exfuncionario podría nuevamente pisar la Penitenciaría de Tacumbú.

Antecedentes

La fiscala Natalia Fuster había solicitado la pena de 11 años de cárcel para Justo Pastor Cárdenas Nunes, mientras que dos años y medio para Justo Pastor Cárdenas Pappalardo, dos años para María Alexandra Cárdenas Pappalardo y un año para Alan Israel Cárdenas Rodríguez, quienes son hijos del extitular del Indert.

Los agentes fiscales Josefina Aghemo y Sussy Riquelme, de la Unidad Especializada en Delitos Económicos, formularon acusación contra Cárdenas y solicitaron que el presente caso se eleve a juicio oral. Los hechos punibles atribuidos al extitular del Indert son enriquecimiento ilícito y lavado de dinero. Él no habría podido justificar la suma de G. 2.600 millones en sus ingresos.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar