Los abogados querellantes Raúl Caballero y Josefina Aghemo apelarán la llamativa resolución de la jueza de Sentencia Cándida Fleitas, quien borró con el codo lo que firmó con la mano debido a que dejó sin efecto la declaración de rebeldía y orden de captura de Cristina Arrom, querellada por difamación, calumnia e injuria por Esteban Aquino.

La mujer no asistió a su juicio oral y se ordenó la interrupción de los plazos procesales, pero de forma sorpresiva y llamativa la jueza Fleitas hizo lugar a una simple reposición que presentó la defensa de Arrom estando en rebeldía y ordenó que la presente querella se archive. Con esta determinación adoptada por la citada magistrada se le está privando de la garantía constitucional de acceso a la justicia a un ciudadano paraguayo.

El criterio adoptado por la cuestionada jueza Fleitas es considerado aberrante en vista de que revoca una resolución judicial que nunca firmó, por lo que inclusive podría cometer mal desempeño en sus funciones y podría ser procesada por el Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados (JEM). Asimismo, surge nuevamente la versión de que la magistrada habría recibido una orden de un superior para archivar la querella. Fleitas fue actuaria judicial de Yolanda Morel, actual esposa del ministro de la Corte Manuel Ramírez Candia, encargado de la Dirección de Derechos Humanos de la máxima instancia judicial.

Cristina Arrom.

Te puede interesar: Desisten de amparo por fallecimiento del accionante

Antecedentes

La querella instaurada por Esteban Aquino, ministro de la SNI, fue a raíz de las declaraciones formuladas por Cristina Arrom ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos, en febrero del 2019, en el juicio entablado contra el Estado por su hermano, Juan Arrom Suhurt, y Anuncio Martí. Ambos están prófugos de la Justicia paraguaya, abandonaron Uruguay en octubre de ese año para instalarse en Finlandia, donde estarían residiendo actualmente.

En su testimonio, Cris­tina vinculó a Aquino en una supuesta responsabilidad en la desaparición forzosa de su hermano y Martí, quienes están sindicados de ser los cerebros del secuestro de María Edith Bordón de Debernardi, ocurrido el 16 de noviembre del 2001, en Luque. Sin embargo, todos los argumentos expuestos por la querellada han sido rebatidos plenamente por Aquino.

Podés leer: Un hombre manoseó a una niña y fue condenado a 10 años de cárcel

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar