Un Tribunal de Sentencia condenó a 30 años de cárcel a la enfermera Gladys Andrea Garay tras ser encontrada culpable por haber mandado matar a su esposo, Juan López, para cobrar el seguro de vida de la víctima. La sentenciada seguirá cumpliendo su pena en la cárcel del Buen Pastor.

En el presente juicio oral y público, la fiscala del caso fue María José Giampieri, quien arrimó todos los elementos de prueba para que el colegiado pueda valorar y dictar una sentencia condenatoria. El fallo fue de forma unánime.

Te puede interesar: Imedic: chicanas de Justo Ferreira y su hija impiden realizar audiencia preliminar

Durante el desarrollo de la audiencia oral declararon ante el tribunal colegiado 21 personas, de las cuales 4 fueron de forma telemática, vía Zoom, especialmente los efectivos policiales que estaban en el interior del país.

Igualmente, se presentaron los videos de circuito cerrado, las extracciones de datos autorizados judicialmente, los cruces de llamadas y las pericias de acústica e imágenes realizadas por los peritos del laboratorio forense, además de las pruebas documentales.

La defensa de la condenada tiene la posibilidad de recurrir al Tribunal de Apelación y, en caso de ser así, serán los camaristas quienes deberán analizar si corresponde confirmar el fallo o anular la resolución de primera instancia.

Podés leer: Alerta máxima en Palacio de Justicia por amenaza de bomba

Dejanos tu comentario

6H

En el Día de la Independencia, ¿qué cambio sugerirías para el país?

Click para votar