El fiscal Alfredo Acosta Heyn, de la Unidad Zonal de Hernandarias, imputó a los ciudadanos Marcelo Eduardo Neila Villalba y Yamil Alcides Cazal Alcaraz, por el supuesto hecho punible de homicidio doloso. Ambos surgen como los supuestos autores del crimen de María Luisa Ascona y de su hija Mirian Elizabeth Ascona Rodas.

Este martes agentes policiales hallaron un vehículo abandonado, de la marca Toyota Runx, color plata con dos cuerpos sin vida y una niña de 4 años que estaba en el asiento acompañante, quien resultó ilesa.

Tras el procedimiento de rigor, las dos mujeres fueron trasladadas hasta una funeraria, donde confirmaron que la causa de muerte fue asfixia mecánica por estrangulamiento.

Los investigadores primeramente conversaron con Ever Fernando Sosa Prieto, pareja sentimental de Mirian Acosta. Éste informó a las autoridades que el 24 de febrero, en horas de la mañana, la mujer recibió un mensaje de parte de su patrona, de nombre Jane, encargándole la limpieza de una casa ubicada en el km 11 Monday.

La llave del domicilio en cuestión, debía retirar de la casa de un tal Turquiño, quien posteriormente fue identificado como Yamil Alcides Cazal Alcaraz, en el km 4 de Ciudad del Este. Madre e hija acordaron irse juntas para ayudarse. Sin embargo, horas más tarde, su concubina le informó a Sosa Prieto que le cambiaron el lugar para buscar la llave de la residencia y que se estaban dirigiendo al km 11. Luego, perdió contacto con su mujer.

A raíz de esta situación, ya en horas de la tarde, Ever dijo que habló con Jane, ésta le comentó que Mirian no apareció al lugar citado. El hombre se comunicó entonces con Yamil Alcides, quien le aseguró que la dama no pasó por la llave y que le llame a “Paulinho” (Marcelo Eduardo Neila Villalba), también secretario de la patrona, conforme con lo manifestado por el sospechoso.

Con estas informaciones, procedieron a intervenir una vivienda ubicada en la Fracción Los Jazmines, en el km 11 Monday de Ciudad del Este, donde los peritos levantaron huellas de calzados, manos y requisaron dos aparatos celulares. Después, allanaron otra casa en el asentamiento Santa Inés de Presidente Franco, de donde también incautaron un celular y un contrato de vehículo a nombre de Mirian Elizabeth Ascona Rodas.

El 26 de febrero, se verificaron otros dos domicilios. La comitiva fiscal y policial decomisó aparatos celulares y chips de diferentes telefonías que guardaría relación con el hecho investigado.

Los procedimientos fueron realizados en el barrio Fátima de Ciudad del Este. Agrega el escrito fiscal, que en la residencia de Marcelo Eduardo encontraron una cartuchera con estampa color negro y blanco, que contenía cinco cartuchos servidos y percutidos, calibre 9 mm., otros tres cartuchos servidos y percutidos calibre 9mm., además de tres de calibre 38 SPL, tres calibre 5.56, siete de calibre 7.62mm. y una bolsita con presunto estupefaciente.

El operativo continuó en una casa situada en Presidente Franco, de donde también se requisaron evidencias varias. El 26 de febrero, siendo las 12:30 aproximadamente, procedieron a la detención de Yamil Alcides, en una calle sin denominación, barrio Fátima de Ciudad del Este. En cuanto al otro involucrado, su aprehensión se produjo a las 15:30 horas en el sector Villa Itaipú del mismo barrio, también en esa fecha.

Con estos elementos incriminatorios en contra de los sospechados, la Fiscalía inició proceso un formal de investigación y pidió seis meses de plazo para formular el requerimiento conclusivo, mientras los encausados deberán guardar prisión preventiva.