El Sindicato de Funcio­narios Judiciales del Paraguay (Sifjupar), con el apoyo del gremio de Funcionarios de la Direc­ción de Registros Públicos y la Coordinadora de Trabaja­dores del Registro Automo­tor, denunció a los ministros de la Corte Suprema de Jus­ticia (CSJ) ante el Comité de Libertad Sindical de la Organización Internacio­nal del Trabajo (OIT) con sede en Ginebra, Suiza, por la supuesta persecución sis­temática ejercida por los mismos contra los servido­res judiciales tras la huelga realizada por los menciona­dos más arriba en el período comprendido entre el 11 y el 27 de noviembre del 2019, en reclamo de reivindicaciones salariales justas, que fueron postergadas por siete años, y del respeto al presupuesto del Poder Judicial.

El escrito de la denuncia señala que los altos magistra­dos violan los artículos 96 y 98 de la Constitución Nacio­nal de Paraguay, el artículo 373 del Código Laboral y el Convenio Internacional de la OIT.

Los nueve ministros de la Corte figuran en la denun­cia. Estos son Eugenio Jimé­nez, actual presidente; Luis María Benítez Riera, Gladys Bareiro de Módica, Antonio Fretes, Alberto Martínez Simón, Manuel Ramírez Candia, Carolina Llanes, Miryam Peña y César Garay.

ANTECEDENTES

El 11 de noviembre del 2019, funcionarios judicia­les comenzaron una huelga pidiendo que se respete el presupuesto del Poder Judi­cial y, a su vez, para exigir aumentos salariales. La medida de fuerza se levantó el 27 del mismo mes, luego de que la máxima instancia judicial se comprometió a solicitar una ampliación presupuestaria al Congreso para destinarla al aumento de salarios.

Por otro lado, la Corte solicitó la calificación de la medida de fuerza al juzgado laboral, que hizo lugar al pedido y declaró ilegal la huelga. Este fallo fue apelado por los sindicatos de funcionarios del Poder Judi­cial, de Registros Públicos y Automotor. La última palabra la tendrá la Cámara de Apela­ciones del fuero laboral, que deberá analizar si revoca la resolución de primera instan­cia o confirma el fallo.