Un hombre, identificado como César Rubén Ocampo Giménez, recibió una condena de 12 años de pena privativa de libertad luego de ser hallado culpable de robo agravado ocurrido en Concepción, en el que simuló ser líder del autodenominado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP).

El hecho sucedió el 24 de abril del 2017 en la Estancia Don Moisés, ubicada en el distrito de San Alfredo, a 78 kilómetros de Concepción. Allí el ahora condenado y otros dos camuflados con para para’i, con el rostro tapado, armados con rifle, escopeta y revólver llegaron y redujeron a la propietaria, Pelagia Smith, y a tres mujeres que se encontraban en el lugar.

La víctima relató que los hombres las amenazaron de muerte y luego les despojaron de sus teléfonos celulares, un revólver, un rifle y dinero en efectivo, además de una motosierra y joyas de plata y oro.

Tras recibir la denuncia de Smith, agentes de Criminalística y de Antisecuestros tomaron intervención del hecho junto con el fiscal Carlomagno Alvarenga, quien representó al Ministerio Público en el juicio. La sentencia de Ocampo Giménez fue dictada por el Tribunal de Concepción, presidido por la jueza Gloria Mabel Torres Fernández e integrado por las magistradas Magdalena dos Santos Llamosas y Félix Enrique González Núñez.

CASO EDELIO

Obdulia Florenciano de Morínigo, madre del suboficial Edelio Morínigo, dijo que el Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) “solo hace sufrir a los pobres y que con la situación que pasan no presionan al Gobierno, sino a una familia campesina”.

Su hijo sigue desaparecido desde el 5 de julio del 2014, cuando habría sido capturado por el grupo criminal. “Quiero que entiendan (los del EPP) que no le perjudican al Gobierno, solamente a nosotros nos perjudican. Quiero noticias de mi hijo para poder pasar bien estas fiestas. Aunque sea sus huesos quiero recoger”, lamentó.