Un Tribunal de Sentencia, integrado por los jueces Óscar Genes, Dólica Giménez y Evangelina Villalba, condenó a 20 años de prisión a un asaltante que en el 2013 mató a tiros a un hombre e hirió a otras dos personas para robarles sus pertenencias. El condenado es Eugenio Cardozo Garay, quien fue hallado culpable por el hecho punible de robo con resultado de muerte y de lesión grave. En el 2016, en un anterior juicio oral, el delincuente ya fue sentenciado a la misma pena por el referido hecho punible. Mientras que su cómplice, Éver Tapari Ramos, fue condenado a una pena de 15 años.

En aquella oportunidad, la defensa de Cardozo recurrió al fallo y la Cámara de Apelaciones anuló la condena y ordenó el reenvío para un nuevo juicio, que se llevó a cabo el pasado 28 de noviembre, cuando se lo volvió a condenar. El fiscal Víctor Adolfo Santander, en representación del Ministerio Público, sustentó la acusación y probó la responsabilidad penal de Cardozo en el crimen.

Según los antecedentes, el 5 de setiembre del 2013, Cardozo Garay y Tapari Ramos cometieron tres sucesivos asaltos a mano armada en Minga Guazú. A las 19:15 aproximadamente atacaron a tiros a Norma Benítez y a su primo Reinaldo Martínez, quienes circulaban en una motocicleta. Se apoderaron del biciclo y de la cartera de la mujer, que contenía varios objetos de valor. A 300 metros del lugar asaltaron a Delcides González, a quien robaron dinero y celulares, y a 500 metros del sitio interceptaron y mataron a balazos a Bartolomé Martínez y a su hijo Cristhian Martínez. A estos les arrebataron una motocicleta y un aparato telefónico.