Los agentes Rodrigo Estigarribia y Luis Piñánez formularon acusación contra Miguel Alcides Vera Zarza, ex agente fiscal de la Unidad Penal Ordinaria N° 4 de Luque, por cohecho pasivo agravado, y pidieron al juez penal de Garantías que la causa sea elevada a juicio oral y público.

Según consta en el escrito de acusación, en principio Vera Zarza solicitó a José Armando Martínez Ríos, denunciado por la supuesta comisión del hecho punible de violencia familiar, la suma de US$ 4.000 para beneficiarlo en la mencionada causa penal que tenía en su unidad fiscal.

En este contexto, en la mañana del 25 de abril de este año, el acusado se reunió en su despacho con Martínez Ríos y acordó la entrega de G. 15 millones para “enfriar la causa” y desestimarla. Ese mismo día, a las 12:00, volvieron a reunirse en el despacho fiscal y el acusado recibió la suma de G. 10 millones, instante en que fue aprehendido por las autoridades. Del cajón de su escritorio se recuperó el dinero que le entregó Martínez para finiquitar su causa.

El Ministerio Público, en virtud del principio de objetividad previsto en el artículo 54 del Código Procesal, colectó los elementos de cargo y descargo para esclarecer lo ocurrido y llegar a una conclusión en relación a los hechos atribuidos al entonces fiscal.

Luego de recibir la denuncia, realizó numerosos actos investigativos, entre ellos solicitó autorización judicial para llevar adelante grabaciones de audio y video, recepcionó declaraciones testimoniales y recabó informes de la Dirección de Gestión del Talento Humano del Ministerio Público, de la Secretaría General del Ministerio Público, de compañías telefónicas. Además, ordenó la elaboración de un cruce de llamadas o vínculo de comunicaciones. Todo derivó en la acusación actual y en el pedido de juicio para el ex fiscal.