Sixto Fleitas Sanabria (45) en su calidad de gerente del Banco Nacional de Fomento (BNF) de Yby Yaú, concedía créditos a personas que no contaban con los requisitos necesarios para obtenerlos. El hombre, a cambio de la gestión, obtenía aproximadamente 10% de lo concedido. Por esa razón, fue procesado bajo la figura de la presunta comisión del hecho punible de Cohecho Pasivo Agravado.

El agente fiscal Osmar Troche también formuló imputación contra Jesús Francisco Jorge Luis Lejarraga (44), Milva Sabrina Montanía Amarilla (51) y su hija Milva Sabrina Fleitas Montania (22), quienes participaban del esquema.

Los ahora procesados se encargaban de conseguir clientes, a quienes acercaban desde zonas lejanas, a fin de que pudieran gestionar sus préstamos. Tras la concesión del dinero -según informe del Ministerio Público- les requerían un porcentaje en carácter de comisión. El dinero era repartido entre los integrantes del equipo involucrado.

En el marco de esta investigación se realizó un operativo y tres allanamientos simultáneos