Con el respaldo de los principales referentes de la Asociación de Magistrados del Alto Paraná, el juez penal de la adolescencia, Marino Daniel Méndez Hermosilla habló de su enjuiciamiento con suspensión, resuelto en la última sesión del Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados (JEM) y de otras cuestiones que lo ponen a la crítica de la opinión pública, a través de cuestiones mediáticaS y políticas.

Méndez señaló que el dúplex que posee está hipotecado, por lo que está pagando Gs. 6 millones mensuales, desde hace un año a un banco local. Sostuvo que el otro inmueble que tienen en la ciudad de Luque, es un terreno baldío que había heredado de su madre, hace muchos años.

Durante una conferencia, el magistrado explicó que no tiene ningún vínculo familiar o de amistad con la familia Zacarías Irún y que las resoluciones que dictó los hizo dentro de las normas jurídicas y que las mismas están sujetas a la revisión de los órganos judiciales como establece el ordenamiento jurídico del país.

Agregó que desde que firmó la resolución donde dispuso el cierre de las investigaciones contra el senador Javier Zacarías, es víctima de persecución de sectores sociales, políticos y de un medio de comunicación que busca instalar que su decisión fue en base a pagos de favores a la familia Zacarías.

“Pido al JEM y a la Corte Suprema de Justicia (CSJ) a que no se dejen avasallar y cumplan con los preceptos del estado jurídico del derecho. Yo calificó de injusto mi enjuiciamiento y me sorprende que la Secretaría de Prevención de Lavado de Dinero y Bienes (Seprelad), haya revisado y ventilado mi cuenta bancaria por una resolución judicial que firmé, buscando atribuirme cuestiones que nada tienen que ver con mi desempeño como juez”, explicó el magistrado Méndez.

Por otra parte, se refirió a su vivienda en el barrio Boquerón, un dúplex que lo adquirió a 20 años de plazo de su amigo Juan Ortiz Pierpaoli, cuyo título está hipotecado en un banco de plaza. En un primer momento, el medio de circulación nacional publicó que el inmueble le regaló la familia Zacarías por “mandar al archivo” una causa contra el senador Javier Zacarías Irún.

“Estoy pagando 6 millones de guaraníes mensuales por mi casa, en un banco de plaza donde el título está hipotecado a un plazo de 20 años, por 100 mil dólares. No niego que Ortiz sea mi amigo, él fue mi compañero de colegio y facultad, pero eso no me hace amigo de los Zacarías, porque él si es concuñado del diputado”, explicó el magistrado.

En cuanto al terreno que tiene en Luque, explicó que es uno de pequeñas dimensiones, que le heredó su madre, mucho antes de ser magistrado y que no se trata de la propiedad con una vivienda de dos plantas como se publicó.