El ex contralor Óscar Rubén Velázquez seguirá recluido en la cárcel militar de Viñas Cué cumpliendo su condena de 4 años de cárcel. Así lo resolvió la Cámara de Apelaciones que ratificó la prisión de Velázquez, quien fue sentenciado por lesión de confianza en calidad de autor. Los camaristas Emiliano Rolón, Arnulfo Arias y Gustavo Ocampos rechazaron la apelación de la defensa del condenado.

Los camaristas mencionaron en su fallo que “Óscar Rubén Velázquez cuenta con una condena impuesta por un Tribunal de Sentencia, que si bien aún no quedó firme, sirve cuanto menos como prisión preventiva, ya que los presupuestos del artículo 242 del Código Procesal Penal (CPP) no fueron puestos en crisis por la defensa del condenado; por el contrario, la sentencia condenatoria a pena privativa de libertad cuanto menos sustenta con énfasis la propuesta de sujeción o aseguramiento del sentenciado”.

El Tribunal de Sentencia integrado por las juezas Mesalina Fernández, Gloria Hermosa y Mercedes Aguirre condenó a 4 años de cárcel a Velázquez y a 2 años de cárcel con suspensión de la ejecución de la pena a la ex subcontralora Nancy Torreblanca, lo que implica que la misma estará sujeta a varias reglas de conducta a cambio de no pisar la cárcel de mujeres del Buen Pastor.

Igualmente, fueron sentenciados a 2 años de cárcel por lesión de confianza en calidad de cómplice el ex director de Talento Humano de la Contraloría, Roberto García; Luisa Almada, ex directora administrativa, y Celia Cardozo, ex auditora de la menciona dependencia. Los tres condenados no pisarán la cárcel, pero estarán con varias reglas de conducta. Mientras que los funcionarios de la Contraloría que fueron condenados por cobro indebido de honorarios a 1 año y 9 meses de pena privativa de libertad son Liz Paola Duarte, conocida como la “secretaria vip”; Reinaldo Gadea y Horacio Cohelo de Souza, quienes tampoco pisarán la cárcel, pero sí se someterán a numerosas reglas de conducta.

El tribunal absolvió de culpa y pena a Alicia Acevedo, Richard López, Leonardo Núñez, Pedro Jara, Hugo Medina y Ana María Monges, quienes quedaron desvinculados del presente caso por no encontrarse ningún hecho punible en contra de los mencionados.

PERJUICIO PATRIMONIAL

El colegiado sostuvo que existió un perjuicio patrimonial a la Contraloría de G. 239.211.779. La “secretaria vip” cobró por horas adicionales en el 2014 y 2015 la suma de G. 165.925.579; mientras que los demás acusados, G. 71 millones.